La empresa pública Tragsa ha iniciado los trabajos encargados por la Junta de Andalucía para el mantenimiento del monumento natural de los Sotos de la Albolafia. El contrato, de algo más de 400.000 euros y con un plazo de ejecución de unos diez meses, prevé la limpieza, mantenimiento y restauración vegetal de la zona, en la que no se ha intervenido desde el año 2015. En estos siete años, la vegetación se ha vuelto invasiva en algunas zonas e incluso han comenzado a perderse especies autóctonas.

El director de obra, Jorge Luque, detalló el “contexto” de unos trabajos en un entorno urbano protegido por la Unesco y que desde el año 2001 está declarado monumento natural. Luque explicó que se ha dividido la obra en 17 rodales diferentes con el objetivo de recuperar hábitats perdidos y de eliminar la vegetación exótica, como los eucaliptos y las cañas, que están degradando los hábitats originales. “Nuestro principal objetivo es mantener la biodiversidad”, ha explicado. “Si no hay mantenimiento la vegetación sigue creciendo”, ha agregado.

Así, los trabajos consisten también en podas en altura, desbroce e incluso la inclusión de ganado, auténticas desbrozadoras de cuatro patas. “Queremos también dar visibilidad a los cuatro molinos del río y a la noria de la Albolafia, que ahora no se aprecian al estar rodeados de vegetación”, agregó.

El director de obra sostuvo que también se instalará señalización para que los visitantes puedan conocer este espacio. Y posteriormente “crear una estructura vegetal que seamos capaces de mantenerla”. Si no se interviene con regularidad, “dentro de cinco o seis años todo estará igual”.

Los trabajos han comenzado una vez que ha concluido el periodo de nidificación de las aves, explicó el director de obra, que como anécdota detalló porqué los trabajadores van totalmente protegidos: “uno de los principales riesgos laborales en estos trabajos es la picadura de avispas”.

Visita institucional

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Adolfo Molina, junto al alcalde de Córdoba, José M.ª Bellido, y el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Juan Ramón Pérez, ha visitado los trabajos que la empresa pública Tragsa está llevando a cabo en este monumento natural.

“Nuestro objetivo es incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los Sotos de la Albolafia”, ha destacado Adolfo Molina al informar sobre un proyecto que cuenta con un presupuesto de 416.713,83 euros y un plazo de ejecución de 10 meses -siempre sujeto a las condiciones ambientales-.

“Estamos ante un proyecto que nace del consenso. Hemos trabajado con colectivos vinculados con los Sotos de la Albolafia y nuestro objetivo es que sigan implicados en la ejecución aportando ideas. Y es un proyecto cuidadoso, ya que al contrario de anteriores intervenciones se han establecido un total de 17 zonas para intervenir y no dar un tratamiento homogéneo de las 21,36 hectáreas”, ha afirmado el delegado del Gobierno.

Por su parte, el delegado territorial de Sostenibilidad ha subrayado que “los trabajos están más que justificados para prevenir incendios y evitar que los sotos acaben colonizados de especies exóticas desplazando hábitats o animales que viven o vivían aquí”. Actualmente hay 120 especies censadas.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, apuntó que “resulta fundamental para Córdoba esta actuación en una zona especialmente sensible, de conexión entre barrios y puerta de entrada a la zona patrimonial que, además, reivindica la apuesta por un desarrollo sostenible de este espacio natural integrado en la trama urbana de la ciudad”.

Esta obra se financia con fondos europeos y se hace en colaboración con las otras dos administraciones competentes: la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, responsable de la cuenca y las riberas, y el Ayuntamiento de Córdoba, competente en el tramo urbano.

Etiquetas
Etiquetas
stats