Acabar comiendo plásticos...o cómo concienciar para reducir el uso de estos residuos

Imagen del vídeo de Sadeco sobre el uso de plásticos

Llegar a casa tras hacer la compra y ver la montaña de plásticos y envases que envuelven a alimentos y otros productos y acaban en la basura. O los que acaban en el campo, los ríos y el mar. Y, finalmente, se introducen en la cadena alimentaria a través de los peces y las personas acaban comiendo plástico. Ese es el mensaje que ha lanzado, a través de un impactante vídeo, la empresa municipal Sadeco para concienciar sobre la necesidad de reducir el uso de los plásticos, que acaban perjudicando la salud de las personas y del planeta.

En el vídeo, una persona prepara una hamburguesa pero, entre pan y pan, lo que va introduciendo son capas y capas de los distintos envoltorios de plástico que llevan los alimentos y que, si acaban en el entorno natural, terminarán por formar parte de la comida que se lleva a la boca esa persona. Toda una 'burguer plastic al punto'.

Ingerir el peso de una tarjeta de crédito cada semana

Científicamente se ha comprobado cómo los humanos comen pequeñas pártículas del plástico que ha acabado en mares y océanos y que vuelven a ellos, por ejemplo, en los pescados que forman parte de la alimentación o través de otras materias. “Los micro y nano plásticos entran en contacto con el ser humano a través de la piel, del aire que respiramos o de todo aquello que ingerimos”, recuerda el vídeo difundido por Sadeco.

“Estamos ingiriendo alrededor de 2.000 pequeñas partículas de plástico cada semana, 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año. Esto es el equivalente al peso de una tarjeta de crédito a la semana (5 gramos)”, muestra sobre los datos del plástico que acaba en el organismo humano.

Desde la Unidad de Comunicación de Sadeco, su responsable, Verónica López, cuenta a Cordópolis que la difusión de este vídeo forma parte de los mensajes que la empresa municipal lanza a través de sus redes sociales habitualmente “para llamar la atención de la ciudadanía sobre la necesidad de reducir residuos. Antes de separarlos en casa y de reciclarlos, hay que intentar reducir su uso”, advierte.

Compra responsable y reutilización

¿Cómo? “Pues se puede reducir el uso de plásticos haciendo una compra responsable” -con menos envoltorios, con bolsas de tela o de red, adquiriendo productos a granel, etc. Y “también reutilizando, por ejemplo, recipientes” para otros usos, haciendo que no acaben en la basura o en el entorno y su degradación haga que vuelvan al ser humano en la cadena alimentaria o a través del aire.

“Cuando consumimos plásticos, algunos se reciclan, pero otros pueden acabar en el entorno”, por lo que desde Sadeco llaman a concienciar a la ciudadanía para reducir su uso. “El objetivo es aprender a reducir y a introducir conceptos como la economía circular y la reutilización de envases y objetos”. El beneficio, aseguran desde Sadeco, se notará tanto en la salud de las personas como del planeta.

Actualmente, de media, Sadeco recoge unas 57.000 toneladas de residuos inertes cada año en Córdoba, según los datos facilitados por la empresa municipal.

Etiquetas
stats