Llega el calor extremo: máximas de hasta 43 grados durante el fin de semana

Un termómetro de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Puntual como un reloj suizo. El calor quiere llegar a Córdoba fiel a su cita, enmarcado en la primera quincena del mes de julio, que tradicionalmente aglutina los registros históricos por calor en la capital de provincia más calurosa de España, y posiblemente de toda Europa occidental. El fin de semana va a servir de lanzadera de arranque al primer episodio por calor extremo del verano, del que apunta más allá de los 44 o 45 grados. Hasta la tarde del domingo vamos a experimentar un progresivo ascenso de las temperaturas que tendrá continuidad durante los primeros días de la próxima semana.

El responsable de este aumento de las temperaturas se localiza en las inmediaciones atlánticas, donde un débil embolsamiento de aire relativamente frío en altura, empujará hasta la Península Ibérica la dorsal anticiclónica del norte africano. La dorsal inyectará aire muy cálido en altura que ya en las últimas horas del fin de semana arrastrará hasta el sur peninsular la isoterma de 28 grados a unos 1.500 metros de altitud. Aire muy cálido en altura que tendrá reflejo en las temperaturas en superficie, tanto en las diurnas como en las nocturnas.

El potencial de la masa de aire que empezará a afectarnos desde este mismo viernes es suficiente para que la misma tarde del domingo puedan alcanzarse ya los 43 grados de manera localizada en algunos puntos del valle del Guadalquivir. El calor tendrá de su parte además a la elevada insolación que tenemos en estos días del año, lo que convierte a la primera quincena de julio como la más propicia para experimentar temperaturas extremas en nuestra provincia.

Hasta los 43 grados y más allá

El ascenso de las temperaturas será progresivo, pasando de los 38 grados de máxima que se esperan para la tarde del viernes hasta los 42 o 43 grados del próximo domingo. Ante esta previsión la Agencia Estatal de Meteorología ya ha activado el aviso amarillo para la jornada del sábado en la campiña cordobesa, siendo muy probable que pueda extenderse a las próximas jornadas y al resto de la provincia, y que se acabe elevando hasta el aviso naranja por temperaturas superiores a los 40 grados.

La subida de temperaturas será igualmente notable en el caso de las mínimas, que volverán a situarse por encima de la barrera de los 20 grados a partir de la mañana del domingo. Hasta entonces las jornadas aún arrancarán en el rango de los 18 a 19 grados en la práctica totalidad de la provincia.

Pero serán las jornadas del lunes 7 y el martes 8 de julio cuando llegue lo peor del episodio. Para entonces la temperatura alcanzará los 30 grados a 1500 metros de altura, lo que podrá llevar el mercurio hasta el rango de los 45 grados en puntos del valle del Guadalquivir, en la que serían las primeras tardes de calor extremo de todo el 2020. De momento parece difícil que el récord de julio de 2017 pueda verse intimidado, aunque podría quedar cerca.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats