Un kiosquero le quita el motor a un refrigerador para esconder tabaco de contrabando

El refrigerador modificado y descubierto por la Policía.

Un kiosquero de Córdoba ha sido denunciado por la Policía Nacional por quitarle el motor a un refrigerador para esconder el tabaco de contrabando que posteriormente vendía. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía a través de una nota de prensa, los agentes descubrieron que tenía escondidas hasta 90 cajetillas de tabaco sin los correspondientes precintos.

La Policía Nacional ha informado de esta intervención después de un operativo especial en el que se han intervenido un total de 991 cajetillas de tabaco de contrabando tras inspeccionar varios establecimientos comerciales en distintos barrios de la capital cordobesa durante la última semana. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía a través de una nota de prensa, las intervenciones se han desarrollado los barrios de Moreras, Magdalena, Sagunto, Sector sur, Polígono Guadalquivir, Naranjo y Fátima durante lo que va de mes de diciembre.

Enmarcado dentro del servicio preventivo establecido al efecto la lucha contra el tabaco de contrabando al por menor, se realizaron varias inspecciones en pequeños establecimientos comerciales y tiendas de golosinas, incautándose en todos ellos tabaco de contrabando.

En todos los casos, las cajetillas carecían de los correspondientes precintos reglamentarios que acreditarían su lícita importación, así como el pago del impuesto sobre las Labores del Tabaco, según establece la Ley 38/1992, de impuestos Especiales, por lo que los actuantes tramitaron las correspondientes Actas de intervención, siendo remitido el tabaco a la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Córdoba, para la tramitación de la pertinente sanción por infracción a la Ley Orgánica 12/95.

Etiquetas
stats