La Junta revisará la autorización a la incineradora de Cosmos

.
Medio centenar de personas de la plataforma Córdoba Aire Limpio protesta ante la sede de la Junta en Córdoba

La Junta de Andalucía se ha comprometido esta mañana a revisar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedida a la empresa Cementos Cosmos Sur S.A. para incineraciones en la cementera de Asland. Esta mañana, la delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafaela Crespín, se ha reunido con representantes de la plataforma Córdoba Aire Limpio, unas horas antes de la protesta que el colectivo había convocado a las puertas de la sede autonómica en Córdoba.

La protesta, a la que ha acudido medio centenar de personas, ha continuado. No obstante, los responsables de Aire Limpio han considerado "positiva" la respuesta de la delegada de la Junta en Córdoba. Uno de los portavoces del colectivo, Guillermo Contreras, explicó a los manifestantes que "la delegada va a volver a pedir a la Dirección General" de Medio Ambiente de la Junta "que reconsidere la resolución", firmada en febrero de 2015. Para ello, convocará una reunión con el viceconsejero de Medio Ambiente, que será el encargado de revisar la resolución.

En 2013, el delegado provincial de Medio Ambiente en Córdoba, Francisco Zurera, emitió una resolución por la que consideraba caducada la petición de Cosmos para incinerar residuos en la cementera cordobesa. En febrero de 2015, la Consejería de Medio Ambiente atendió las alegaciones presentadas por Cosmos y anuló la resolución anterior. Ahora, la delegada se ha comprometido a reunirse con el viceconsejero para revisar esta última resolución.

No obstante, la plataforma Córdoba Aire Limpio considera que este es solo "un frente" de la batalla. Ahora, han anunciado que en los próximos días acudirán al Ayuntamiento para reclamar que se considere a la cementera de Asland "fuera de ordenación".

Por su parte, el presidente de la Federación de asociaciones de vecinos Al Zahara, José Rojas, rechazó el "doble lenguaje político y técnico" que se ha usado en el caso de la cementera de Cosmos y consideró "una barbaridad" que "se pueda incinerar a una distancia de un kilómetro y medio de la plaza de las Tendillas". Rojas aseguró que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en 2003 ya considera que el polígono industrial de Chinales no debe acoger actividades que puedan ser consideradas molestas para los vecinos.

"La plataforma quiere recordar que su oposición a la incineración de residuos en los hornos de la cementera está basada en los riesgos de contaminación ambiental provocados por la quema en dichos hornos de residuos sólidos urbanos, plásticos agrícolas, lodos de depuradora y neumáticos usados, que la cementera quiere utilizar en sustitución del coque de petróleo que se utiliza en la actualidad", añaden." La combustión de estos residuos daría lugar a emisiones imposibles de controlar de partículas, metales pesados y elementos químicos organoclorados (derivados de la combustión de compuestos plásticos con presencia de cloro), que son persistentes (no se degradan con facilidad) y bioacumulativos (quedan retenidos en nuestro cuerpo acumulándose), con el consiguiente alto riesgo para nuestra salud", advierten.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2015 - 16:40 h
stats