La Junta se personará en el caso contra el hombre que atrapó un lince

.
La colaboración entre técnicos de Medio Ambiente y el Seprona permite identificar al supuesto autor, un vecino de Villa del Río

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio va a personarse como acusación particular en las diligencias que se practiquen contra el presunto autor de la colocación de un lazo de acero en el que quedó atrapada Gomera, una hembra de lince ibérico, en el paraje conocido como El Mesto, en el término municipal de Montoro. A este individuo, un vecino de Villa del Río y guarda del coto cercano donde se localizó el lazo, se le imputa un delito contra la conservación de la flora y la fauna silvestres, según ha informado el gobierno andaluz.

El presunto autor ha podido ser identificado gracias a las investigaciones realizadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, Seprona. Este cuerpo de seguridad del Estado recibió el pasado día 22 de febrero de 2014 en el valle del Corcomé, en el paraje conocido como El Mesto (Montoro) el aviso de un particular quién alertó de la presencia de un lince ibérico, atrapado por un lazo de acero. De inmediato se personaron en el lugar miembros del equipo Life Iberlince, miembros del Seprona y agentes de Medio Ambiente, quienes lograron salvar la vida gracias a la rapidez y colaboración de todos. De esta manera, el animal fue anestesiado para retirarle el lazo y tras chequearlo para comprobar su estado físico y la ausencia de lesiones, fue liberado en el mismo lugar.

Gomera, una hembra de cuatro años, se soltó en 2011 en el área de reintroducción del Guadalmellato, se encontraba perfectamente adaptada y como hembra reproductora había tenido cachorros dos años consecutivos con cuatro y tres crías, respectivamente.

Ante estos hechos la patrulla del Seprona inició una investigación para determinar la autoría de la colocación de lazo, durante la cual inspeccionaron la finca y otras en los alrededores, con la finalidad de localizar otras pruebas o vestigios. En total se encontraron en las proximidades 20 lazos y una serie de restos óseos esparcidos por distintas ubicaciones, entre ellos el cráneo de un lince ibérico, que ha sido remitido al Centro de Análisis (CAD) de la Junta para su identificación mediante análisis genéticos.

Etiquetas
stats