La Junta investigará las condiciones laborales de la empresa que realizaba las obras en Las Palmeras

Obras de Easy 2000 en Las Palmeras | BUTELO

El consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, ha anunciado este miércoles que su departamento abrirá una investigación sobre las condiciones laborales de la subcontrata que realizaba obras en Las Palmeras, a raíz de una pregunta parlamentaria del diputado de Podemos, David Moscoso, según informa en una nota este partido. Se trata de la empresa Easy 2000, sobre la que los trabajadores venían denunciando las condiciones laborales y su despido por haberlo expuesto públicamente.

Podemos ha anunciado que llevará este caso a la Fiscalía, para que estime la posible comisión de delitos por parte de esta empresa adjudicataria de la Agencia Andaluza de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para realizar las obras en Las Palmeras.

"Las obras de rehabilitación de este barrio duramente castigado por la exclusión social, cuya concesión obtuvo la empresa Easy 2000, lleva semanas acumulando críticas, primero de los vecinos y, después, de los trabajadores de la empresa, que denunciaron condiciones laborales irregulares", recuerdan desde Podemos.

Las protestas de los trabajadores se saldaron con el despido de 15 de los 40 trabajadores, que han calificado este movimiento de la empresa como "represalia" por hacer pública esta situación.

Moscoso ha recalcado "la gravedad" de una situación como la vivida en Las Palmeras, ya que se trata de una obra subcontratada por una agencia pública de la Junta de Andalucía, y "esta, como responsable subsidiaria de las condiciones de trabajo, debería tener mecanismos de control que garanticen que no se explota a trabajadores con dinero público, y mucho menos que se comentan posibles ilícitos penales".

Además, el diputado de Podemos ha interpelado al consejero para advertir de la deriva "temeraria" de las licitaciones llevadas a cabo por el Gobierno andaluz, que están primando el coste sobre cualquier otro factor, lo que está desembocando en ofertas por debajo de precio, completamente insostenibles, que sólo pueden ejecutarse a través del fraude en las condiciones laborales".

Entre las situaciones irregulares supuestamente ocurridas en estas obras, fuentes cercanas a los antiguos trabajadores de Easy 2000 denuncian que les obligaron a firmar su despido a la misma vez que la contratación y que les quitaban periódicamente un tercio del salario que les correspondía en la nómina. Todo apunta, según los testimonios, a que el convenio colectivo no se cumplía en ninguno de sus extremos, ya que incluso se llegaban a trabajar 57 horas semanales por parte de los obreros de la subcontrata.

Etiquetas
stats