La Junta hace balance de los trabajos de retirada del amianto de centros educativos

IES Vicente Núñez de Aguilar de la Frontera.

El amianto o asbesto es un producto manufacturado compuesto principalmente por silicatos que durante muchos años, pero especialmente hasta las décadas de los ochenta y noventa, fue ampliamente utilizado en la construcción. Estudios médicos han demostrado que el trabajo con estos materiales y la exposición a los mismos puede afectar gravemente a la salud. Por ello, las distintas administraciones se han propuesto erradicar este material de los edificios y estructuras públicas. Especialmente sensible es su presencia en colegios e institutos. En Córdoba, seis centros escolares, tres institutos y dos escuelas infantiles aún cuentan con amianto en sus instalaciones.

La planificación para su retirada progresiva en las infraestructuras educativas viene siendo ejecutada por la Consejería de Educación a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación. En una respuesta parlamentaria a una pregunta del Partido Popular publicada en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA) el 21 de agosto, se explica que el plan contempla actualmente 13 actuaciones en siete colegios, cuatro institutos y dos escuelas infantiles de la provincia de Córdoba, por un importe total de 1,2 millones de euros. En enero de 2017 culminaron los trabajos de retirada de elementos de fibrocemento localizados en un almacén del colegio San Lorenzo de Córdoba capital y en una caseta de aperos ubicada en el patio del instituto Álvarez Cubero de Priego de Córdoba.

A lo largo de este verano se han realizado otras diez obras de eliminación de fibrocemento en los colegios Luis de Góngora de Almodóvar del Río, Virgen de la Salud de Castro del Río, Eladio León de Peñarroya-Pueblonuevo, Maestro Romualdo Aguayo López de La Rambla, Antonio Carmona Sosa de Palma del Río y Nuestra Señora del Carmen de Lucena, las escuelas infantiles Virgen del Carme de Villarrubia y los institutos Vicente Núñez de Aguilar de la Frontera, Lope de Vega de Fuente Obejuna y Miguel de Cervantes de Lucena. Solo quedaría en cartera el colegio La Serranía de Baena,cuya intervención tendrá que esperar al año que viene.

Hay que recordar que la planificación para la retirada progresiva del amianto en las infraestructuras educativas públicas de Andalucía, que cuenta un presupuesto total de 60 millones de euros, prevé la completa eliminación de estos elementos constructivos en el horizonte del año 2022. Así, de forma paralela a la ejecución de las obras descritas anteriormente se continúa con el trabajo de registro y detección de la presencia de materiales de fibrocemento en otros centros escolares, por lo que a este plan se irán incorporando de forma progresiva las actuaciones que sean necesarias.

Etiquetas
stats