El juez deniega la entrega de los restos de Ruth y José a su madre

Ruth Ortíz atiende a los medios de comunicación antes de declarar en el juicio. FOTO: MADERO CUBERO
Ruth Ortiz volvió a pedir los huesos a principios de semana en los juzgados

Ruth Ortiz no va a recibir los huesos de sus hijos, Ruth y José, asesinados por su padre, José Bretón. Los restos permanecerán custodiados en la Audiencia de Córdoba hasta que exista una sentencia firme sobre el caso por parte del Tribunal Supremo. El acusado, condenado ya a 40 años, ha recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El mismo juez que presidió las vistas con jurado del proceso y que redactó la sentencia contra Bretón afirma que “Como quiera que la misma no es firme, si la parte, legítimamente, discrepa de los pronunciamientos contenidos al respecto en dicha sentencia, puede interponer el correspondiente recurso de apelación, según le permite la Ley de Enjuiciamiento Criminal; y si la sentencia adquiriese firmeza, se resolverá en la ejecutoria, al no ser el actual momento procesal hábil para adoptar resolución distinta y contradictoria a lo ya acordado en sentencia”.

Reposo Carrero, la abogada de Ruth Ortiz, ya advirtió cuando se conoció la sentencia contra José Bretón que no cejaría en su empeño para recuperar los restos óseos de Ruth y José. Y así lo hizo el lunes, cuando un procurador presentó la petición formal de que se le devuelvan los restos a la madre “por razones humanitarias”.

En la sentencia, el juez Pedro Vela se muestra favorable a esta petición “habida cuenta que se ha declarado probada la muerte de los niños Ruth y José Bretón Ortiz a manos de su padre”. El magistrado ordena que “una vez que sea firme esta sentencia” se proceda a “la inscripción de su defunción en el Registro Civil, haciendo entrega a su madre, doña Ruth Ortiz Ramos, para su inhumación, de los restos humanos custodiados en este tribunal”.

En todo caso, como vuelve a insistir ahora, la devolución solo se ejecutaría cuando el Supremo dicte acerca del último recurso, posiblemente a mediados del año que viene. “Lo malo de este recurso es que los niños van a seguir sin ser enterrados”, dijo la abogada hace dos semanas, cuando conoció la sentencia y el recurso del abogado de Bretón. Aun así, Carrero anunció que pedirá que, de “alguna forma” se le haga entrega de los mismos a la familia, “aunque el enterramiento no sea posible”.

Solo hay una cosa que Ruth Ortiz desease más que el veredicto de culpabilidad y la pena máxima contra su exmarido por el asesinato de los hijos de ambos, Ruth y José: la recuperación de los 200 restos óseos a los que quedaron reducidos los hermanos de seis y dos años, después de que fuesen incinerados en la rudimentaria pira funeraria a la que les arrojó su padre.

Etiquetas
stats