El juez archiva el caso de las oposiciones a bomberos en Diputación y dice que la acusación se basó en rumores

Bomberos del Consorcio Provincial | MADERO CUBERO

"Rumores y conjeturas". El titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba, José Luis Rodríguez Laínz, ha ordenado el sobreseimiento provisional de la causa que mantenía abierta para investigar un supuesto fraude en las oposiciones para contratar a 54 bomberos conductores en el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación. El auto, al que ha tenido acceso este periódico, insiste en que las pruebas recabadas durante la instrucción del caso no son suficientes como para seguir adelante con el mismo y mandar a juicio a los acusados, entre ellos

En este caso permanecían como investigados la vicepresidenta y el gerente del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación, Dolores Amo y Juan Carandell, respectivamente. También el exalcalde de Priego de Córdoba, José Manuel Mármol, del PSOE. Todos quedan exentos de imputación.

El juez considera que "no se ha podido acreditar la existencia ni siquiera informal de un grupo de trabajo" entre varios de los bomberos imputados y el gerente del Consorcio que hubiese pactado la entrega de las preguntas a unos determinados aspirantes para aprobar. De hecho, el magistrado va más allá y considera que algunas de las grabaciones aportadas como pruebas clave para iniciar el proceso fueron forzadas por los denunciantes. Es decir, se provocó la confesión de un delito, se grabó con "una finalidad heurística". El juez afirma que el autor de la grabación confirmó que lo hizo precisamente así durante su declaración.

Aparte, afirma que después de practicar todas las pruebas necesarias para aclarar las "graves acusaciones" de irregularidades en el proceso todo queda en "indiciario", que se sustenta en ocasiones en declaraciones de "terceras personas" que da lugar a los "rumores y conjeturas" a los que alude en varios párrafos del auto de sobreseimiento.

En esta causa, el juez llegó a tener a un total de 21 personas investigadas. Rodríguez Laínz abrió diligencias por una denuncia de varios aspirantes a estas oposiciones y la existencia de una presunta trama, en la que se relacionaba a la Diputación y al sindicato UGT, además de varios cargos del PSOE. El juez ha estado prácticamente un año y medio practicando las diligencias de investigación antes de darle carpetazo. No obstante, el sobreseimiento es provisional y contra el mismo cabe recurso.

Etiquetas
stats