Jóvenes extranjeros estudiarán en la Politécnica de Belmez para fortalecer el centro

Alumnos de la Escuela Politécnica de Belmez en OrientaUCO | MADERO CUBERO

Por primera vez, la Universidad de Córdoba (UCO) pondrá en marcha un proyecto pionero para que la Escuela Politécnica Superior de Belmez siga manteniendo el cupo mínimo de estudiantes. La iniciativa consistirá en la matriculación de entre 20 y 30 jóvenes extranjeros que, a través de unas becas, podrán desarrollar sus carreras en esta escuela durante el próximo curso.

Así lo anunció el pasado martes el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, instantes previos a su paseo institucional por OrientaUCO, una actividad que está acercando toda la oferta académica de la universidad cordobesa a más de 4.000 estudiantes de Córdoba y provincia.

Los dos principales escollos contra los que lucha la propia escuela están relacionados, por un lado, con el propio municipio y, por otro lado, con su oferta de estudios. En relación al primero, el rector manifestó que la escuela se encuentra "en una zona deprimida de la provincia", por lo que la UCO "está haciendo y hará todo lo que pueda" para relanzar el desarrollo económico de esta zona. No obstante, recalcó que es fundamental "el apoyo del resto de las instituciones" ya que este reto no es sólo competencia de la Universidad.

En segundo lugar, el descenso del número de alumnos también viene motivado por las ingenierías que se imparten en dicha escuela: la Ingeniería de Minas y la Civil, dos ramas universitarias muy castigadas por la coyuntura económica. Tal y como comentó Gómez Villamandos, el trabajo en las minas ha ido decreciendo y la crisis acabó con la obra pública, situaciones que han hecho "que una escuela que tenía un número más que aceptable de estudiantes, haya bajado", declaró.

A pesar de la puesta en marcha de este proyecto, el rector de la UCO recordó que la bajada de estudiantes en las ingenierías ha sido generalizada en toda España, aunque en Andalucía está siendo más acuciada debido "a una mala planificación del mapa de estudiantes que elaboró la Junta de Andalucía ya que Córdoba y Algeciras" eran los únicos puntos en los que se podían estudiar este tipo de ingenierías, hasta "que de pronto se abrieron otras escuelas en Sevilla y Linares".

Por último, Gómez Villamandos destacó el "excelente trabajo que está realizando la escuela y el actual equipo directivo tanto para la atracción de estudiantes como para contribuir al desarrollo de toda la cuenca del Guadiato" y pidió el apoyo tanto de la Junta como de la Diputación y de los ayuntamientos de la zona para que colaboren "ya que la escuela no se puede cerrar".

Por su parte, la directora de la escuela, Paqui Daza, ha explicado a este periódico que este nuevo proyecto responde a la línea de internacionalización que se está llevando a cabo en el centro, que asegura estar "a pleno rendimiento". Además, ha destacado la capacidad que  está teniendo la escuela para adaptarse a los cambios, que se está viendo reflejado en los grados y dobles grados que imparten, dirigidos no sólo a los recursos mineros, sino también a los energéticos.

Asimismo, ha asegurado que la Ingeniería Civil "está saliendo de la crisis" y que se está produciendo un relanzamiento en las matriculaciones de estos estudios.

Etiquetas
stats