Josefina Lamas se ratifica en que “los huesos se fueron de copas”

Josefina Lamas, de Negro, durante el rastreo en Las Quemadas. | MADERO CUBERO
La técnico de la Policía que analizó lo restos de Ruth y José insiste en que ese comentario lo escuchó de boca de un agente al que no identifica

Josefina Lamas, la perito forense de la policía que identificó erróneamente los huesos calcinados de Las Quemadillas —la finca donde José Bretón habría quemado presuntamente los cadáveres de sus hijos, Ruth y José— ha ratificado hoy lo que dijo en el juicio contra Bretón: escuchó de un técnico que los restos óseos analizados “se fueron de copas”, dando a entender que no se siguió correctamente la cadena de custodia.

Josefina Lamas cometió el error de confundir dichos restos con huesos de animales cuando en realidad, sin ninguna duda eran de niños. Fue el profesor de Medicina Legal de la Universidad del País Vasco Francisco Etxeberria quien sacó a Lamas de su error y encauzó una investigación enquistada, subrayando que aquellos restos eran de dos niños de edades similares a los desaparecidos.

Pero Lamas no rectificó tal cual, sino que en el juicio dio una gran baza a la defensa de Bretón al sembrar dudas sobre la custodia de los restos que obligaron al juez a abrir una investigación. Aquel error había cimentado la estrategia de José María Sánchez de Puerta, abogado del presunto parricida. Y las palabras de la perito sirvieron para cimentar esa tesis, que se centra especialmente en la desaparición de una de las muestras —el resto óseo catalogado con el número 8— lo que, a su juicio, demostraría errores en la cadena de custodia.

Etiquetas
stats