Imentia, una aplicación por la defensa de la memoria

Acto de presentación de Imentia en la Diputación Provincial.
La empresa cordobesa Menteágil lanza una herramienta para la detección y terapia de alzheimer y demencias seniles

¿Se puede luchar contra el alzheimer y las demencias seniles? Hay un arma poderosa para combatir frente a estas enfermedades y se ha creado en Córdoba. La empresa Menteágil, dedicada a la estimulación cognitiva de forma multidisciplinar, ha presentado Imentia, una aplicación para dispositivos móviles (APP) cuyo objetivo es la detección precoz de estas patologías y el desarrollo de terapias con personas afectadas.

Imentia cuenta con dos funciones bien diferenciadas: la de detección precoz y la terapéutica. El trabajo se realiza mediante sesiones de estimulación cognitiva con un programa de seguimiento en la APP. La sencillez y su alto grado de usabilidad la hacen accesible a un público muy amplio. Puede ser utilizada tanto por profesionales como por cualquier persona con familiares que estén o puedan estar aquejados de demencias seniles. “Con esta aplicación se persigue mejorar la calidad de vida de las personas que padecen alzheimer, demencia focal y vascular, entre otras”, ha comentado Andrés Lorite, portavoz del Gobierno de la Diputación Provincial, donde los creadores de Imentia realizaron su presentación. Asistieron también Eduardo Agüera, coordinador de la Unidad de Demencias del Hospital Reina Sofía de Córdoba, y Lucía Martínez, Senior Brand Manager New Business de Nutricia (Grupo Danone).

Los socios fundadores de Menteágil, Diego Gil y Marta Gil, consideran que “la descarga de la aplicación es accesible a cualquier persona no sólo por su precio, sino porque es muy fácil de usar”. Ambos consideran que “es muy necesario llegar a todas aquellas personas que directa o indirectamente sufren los efectos de estas enfermedades, de ahí la innovación que supone esta aplicación”. “El objetivo de Mentegágil es comercializarla en España durante el año 2015 para dar el salto a México en 2016. Una vez traducida, se exportará a EEUU”, explicaron los promotores de Imentia, una herramienta que lucha por la defensa de la memoria.

Etiquetas
stats