El Hospital Reina Sofía renueva su colaboración con la Fundación Pequeño Deseo y la ONG Infancia Solidaria

Acuerdo renovado entre Reina Sofía y las dos organizaciones.

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha renovado este martes su colaboración con la Fundación Pequeño Deseo y también con la ONG Infancia Solidaria, acuerdo que han firmado la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba, María Ángeles Luna, la directora gerente del hospital, Valle García, y responsables de los colectivos.

Según ha detallado la Junta de Andalucía en una nota, la colaboración entre el hospital y la Fundación Pequeño Deseo consiste en ofrecer la posibilidad a niños con enfermedades crónicas ingresados en el hospital de cumplir uno de sus mayores deseos. En este sentido, miembros de la fundación visitan a los niños, previa autorización de los profesionales y de los padres, y mediante el juego y generando un ambiente distendido, intentan conocer cuáles son estos sueños.

Los deseos son muy variados y van desde ser bombero por un día, tener un perro al que cuidar, volar en globo o ver a su ídolo deportivo. El Hospital Reina Sofía y la Fundación han podido satisfacer 40 deseos desde que hace dos años se firmara por primera vez este acuerdo de colaboración.

Por otro lado, el acuerdo con Infancia Solidaria permite ofrecer un tratamiento adecuado a menores extranjeros que padecen cardiopatías congénitas y que no pueden recibirlo en su país de origen. Concretamente, en base al diagnóstico, la edad y las posibilidades de tratamiento, el equipo de profesionales del Hospital Reina Sofía establece la prioridad de evacuación y la ONG se encarga de tramitar los visados del menor con un acompañante, facilitarles el traslado a España y proporcionarles una familia de acogida. A lo largo del pasado año, el Hospital Reina Sofía intervino a cinco menores que ya están de regreso a su país natal.

Una vez que llegan al complejo sanitario cordobés, se realiza un diagnóstico completo de la cardiopatía congénita que padecen y se decide la mejor opción terapéutica posible para su caso concreto (cuando la situación clínica lo permite).

El tiempo que el niño precise estar ingresado permanece siempre junto a su madre y cuenta con el apoyo de voluntarios de la ONG y de las trabajadoras sociales del centro. Cuando el paciente recibe el alta médica, él y su familiar conviven con una familia de acogida cordobesa durante el tiempo que precise hasta su completa recuperación.

Las cardiopatías congénitas que con más frecuencia presentan estos pacientes son tetralogía de Fallot, comunicación interventricular (CIV), valvulopatía mitral y aórtica reumática y otras cardiopatías complejas.

En la mayoría de los casos, se corrige la malformación cardiaca de forma completa y los pequeños pueden volver a su país en el plazo de tres a seis meses, continuarán las revisiones en sus hospitales de origen, aunque en alguna ocasión deben volver a Córdoba para revisiones y continuar el tratamiento (Infancia Solidaria se ocupa también de realizar estas gestiones).

Etiquetas
stats