Guisado, al que piden cárcel, preside el PSOE de Fuente Palmera

.
El ex alcalde abandonó todos sus cargos públicos hace años, pero sigue controlando la agrupación socialista de la Colonia, en la que su hijo es el secretario general

Antonio Guisado se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 18 de septiembre. El ex alcalde de Fuente Palmera hasta el año 2003 se enfrenta a una petición de prisión de siete años de cárcel por un presunto delito de malversación de caudales públicos. Según la calificación del Ministerio Público, Guisado junto a su concejal de Hacienda y en connivencia con el ex secretario del Ayuntamiento de Fuente Palmera, "sustrajeron dinero del Consistorio para su propio provecho económico, enriqueciéndose de esta forma y causando un grave perjuicio o quebranto a dicha Corporación", según la calificación de la Fiscalía Provincial de Córdoba. Pese a que no está imputado, sino procesado y acusado, Antonio Guisado sigue siendo militante del PSOE e incluso presidente de la agrupación socialista de Fuente Palmera, según han confirmado distintas fuentes de esta formación a este periódico.

Guisado renunció a todos sus cargos públicos cuando fue imputado, en el año 2006. Dimitió como concejal en el Ayuntamiento de Fuente Palmera y también como asesor del entonces presidente de la Diputación, el socialista Francisco Pulido. Sin embargo, no causó baja en el PSOE y a día de hoy sigue siendo el presidente de una agrupación local donde su propio hijo, Antonio Jesús Guisado, es el secretario general. Se da la paradoja de que esta ejecutiva local está totalmente enfrentada al actual alcalde de Fuente Palmera, Juan Antonio Fernández, que lidera un Ayuntamiento que a su vez está personado en la causa penal que se sigue contra Antonio Guisado.

Fuentes de la dirección provincial del PSOE aseguraron a este periódico que a estas alturas y ante la inminencia del juicio esperarán al resultado de la vista pública antes de tomar una decisión sobre la militancia socialista de Antonio Guisado. Sin embargo, la hemeroteca está repleta de cargos del PSOE expulsados del partido por el mero hecho de haber sido imputados en casos de corrupción. La situación de Guisado es distinta, ya que de imputado ha pasado a procesado y acusado, aunque no condenado.

Antonio Guisado se hizo con la presidencia de la agrupación local del PSOE de la Colonia después de disputarle la dirección al actual alcalde tras un agrio enfrentamiento en el que tuvo que mediar la Ejecutiva Provincial. El PSOE de la Colonia llegó a estar regido por una gestora. Sin embargo, a finales del año pasado el hijo de Guisado llegó a hacerse con la dirección del partido tras unas elecciones en las que se cruzaron graves acusaciones y a las que finalmente no acudió a votar ninguno de los militantes que respaldan al actual alcalde. Varias fuentes precisan que en esta nueva ejecutiva local abundan personas tan próximas a Guisado como su antiguo asesor de urbanismo, una socia de su mujer y sus nueras.

El juicio comenzará el próximo 18 de septiembre en la sala de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba. En principio, se han fijado tres días para una vista en la que se tendrá que determinar si Guisado es culpable de esta malversación de caudales públicos. Según la calificación de la Fiscalía de Córdoba, se cometió un presunto delito continuado de malversación de caudales públicos, cuando Guisado y su ex concejal sacaron "para su propio provecho" y "sin habilitación presupuestaria" más de 100.000 euros.

Estos hechos salieron a la luz después de que el secretario del Ayuntamiento cesase en su cargo en el año 2003. Entonces, entró en su lugar un secretario accidental que en septiembre de 2004 y revisando la documentación encontró una carpeta en la que había recibos por entregas de dinero en efectivo de la caja del Ayuntamiento a diferentes personas, mandamientos de pago, albaranes, tickets de sumadoras y algunas facturas, "sin relación con expediente alguno y sin que exista anotación contable alguna que coincida exactamente en fecha, importe, concepto y preceptor, en la contabilidad municipal". Ésta no es la única causa que se está instruyendo para juzgar la gestión de Guisado como ex alcalde.

Etiquetas
stats