El Guadiato dice adiós a su último tren y pone fin a 150 años de ferrocarril

El 'carbonero', el último tren que ha circulado por el Valle del Guadiato | JAVIER PASTORIZA

El ferrocarril llegó al Valle del Guadiato mucho antes que a muchos puntos de Andalucía. De hecho, el ferrocarril conectó el Guadiato antes con la Meseta que con Córdoba. El tren fue clave para convertir a esta comarca en una de las más prósperas del Sur de España durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX. El ferrocarril fue clave para exportar las miles de toneladas de mineral que la comarca producía y que prácticamente fueron a parar a todo el mundo. El pasado jueves, el Valle del Guadiato dijo adiós a su último tren, poniendo fin a 150 años de historia. Ahora, el Guadiato es la única comarca de la provincia por la que no se escucha el paso de ningún tren. No es que pare, es que ni siquiera pasa.

Este jueves salió de la central térmica de Puente Nuevo el último carbonero. El tren llevó carbón desde Almorchón hasta la térmica cordobesa (que también tiene los días contados) por última vez. Y volvió vacío. Es el último viaje de una línea de ferrocarril, la Córdoba-Almorchón, mítica.

https://www.facebook.com/francisco.jose.75033149/videos/o.1242809302449253/2476399812415835/?type=2&theater

Actualmente, este carbonero era el único tren que cubría parte de una línea histórica que el año pasado cumplió 150 años. El Guadiato dispuso de ferrocarril de ancho normal español desde 1868, con la apertura de la línea Almorchón-Belmez y en 1873, con la ampliación de la línea hasta Córdoba. En 1976, fundamentándose en datos económicos, se consideraron que las líneas de ferrocarril en el Valle del Guadiato no eran viables, como la línea Peñarroya-Puertollano. El tramo entre Córdoba y el Guadiato se abandonó también en los años noventa. De hecho, por el lugar por el que antes pasaban vías hoy hay avenidas y hasta viviendas. El ferrocarril prácticamente ha desaparecido en la sierra de Córdoba.

El ramal ferroviario Almorchón conectaba Badajoz y Ciudad Real con el eje ferroviario Madrid-Sevilla. Tras las obras de remodelación del ramal de Córdoba quedó incomunicado a pocos kilómetros de la capital, dejando aislado este importante eje ferroviario, que enlazaba el norte de la provincia de Córdoba con su capital.

https://www.youtube.com/watch?v=0N-hLnGFWOk

El último tren circuló por la vía en 1990. Desde entonces, se proyectó su remodelación, algo que nunca ocurrió. En 1994, se aprobó un convenio de colaboración para la remodelación de este de ramal ferroviario. Este convenio se planteaba entre el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Defensa, la Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba, con la consiguiente participación de porcentajes: Gobierno, el 59%, Junta 25% y Diputación, 16%.

En junio de 2000, se presentó un convenio de colaboración, entre Diputación, Renfe y Covap, el que es aprobado por unanimidad y de nuevo se vuelve a producir un nuevo incumplimiento. En 2007, se llegó a un acuerdo plenario en la Diputación Provincial de Córdoba, en el que se solicita la incorporación al presupuesto de la Consejería de Obras Públicas y Transportes para la provincia de Córdoba, una dotación económica suficiente, para la rehabilitación y puesta en marcha de la línea ferroviaria Córdoba-Almorchón y la conexión a los Pedroches, concretamente a Pozoblanco.

En 2008, La Junta de Andalucía, a través de la empresa pública de ferrocarriles dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, adjudicó a Apia XXI la redacción del estudio de la línea Córdoba-Almorchón por más de medio millón de euros, cuyo presupuesto base de licitación ascendía a 750.000 euros. Esta conexión permitiría un servicio mixto de pasajeros, mercancías y ejército. La Junta tenía prevista que esta línea estuviera en funcionamiento en 2012, así lo estipulaba el Decreto del Plan de Infraestructuras y financiada al 100% por la Junta. Pero finalmente el proyecto no cuajó.

Ahora, el tren es historia en el Valle del Guadiato. Al igual que sus minas, hoy cerradas a cal y canto, y la comarca, sin grandes industrias ni trenes, es la zona que más habitantes está perdiendo de toda la provincia de Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2019 - 03:21 h
stats