La falta de personal en Bomberos impide otorgar permisos por enfermedad familiar

Bomberos en el vestíbulo del Ayuntamiento | MADERO CUBERO

La situación crítica de escasez de personal por la que atraviesa el servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Córdoba ha llevado a reducir al máximo los permisos que pueden ser otorgados en caso de enfermedad familiar. Así lo ha comunicado el jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Consistorio, Juan Rubio Ruiz, a través de una circular dirigida a los trabajadores.

En el documento, Ruiz informa de que “en el caso de coincidencia de una solicitud de permiso por enfermedad familiar con un momento en que el SEIS se encuentre en situación de mínimos operativos, no podrá concederse la autorización para ausentarse hasta que no se produzca la incorporación de personal de refuerzo”. El servicio mínimo consta de dos mandos, cuatro conductores, diez bomberos y un telefonista.

Esta misma decisión se aplicará ante “visitas médicas programadas no urgentes, como oculista, dentista o rehabilitación, cuando el Servicio esté en situación de mínimos operativos”.

Ruiz recuerda a los trabajadores que “el derecho del empleado público al disfrute de ese permiso está supeditado a un interés mayor (el cumplimiento de unos servicios mínimos) y al derecho de terceros a estar suficientemente protegidos”. Afirma, además, que “desde la Jefatura del Servicio” se está haciendo “todo lo posible por incorporar los refuerzos” necesarios, ya sea “por incentivos, por decreto, voluntariamente, etc.”.

Hay que señalar que el pasado mes de agosto, el Boletín Oficial de la Provincia dio a conocer las nuevas bases para la convocatoria de 21 plazas bomberos-conductor. El plazo de inscripción aún está abierto y todavía no se ha fijado fecha para el inicio de los exámenes.

Etiquetas
stats