Una encuesta sitúa al PSOE como el partido más votado en el Ayuntamiento de Córdoba

Una urna electoral | MADERO CUBERO

Hay quien lo bautiza como el efecto Pedro Sánchez. Por primera vez desde que arrancó el mandato, una encuesta coloca al PSOE como el partido más votado y con más concejales en el Ayuntamiento de Córdoba en caso de celebrarse elecciones municipales. El sondeo, al que ha tenido acceso este periódico, acaba de ser elaborado por el PSOE, después de que Pedro Sánchez se haya convertido en presidente del Gobierno y de que los socialistas que eran terceros hayan comenzado a ponerse como líderes también en todas las encuestas nacionales.

La encuesta, que ya circula como la pólvora en Capitulares, interpreta que el PSOE no solo ganaría las elecciones como partido más votado sino que además también tendría más concejales que la segunda formación, el PP, que experimentaría un notable retroceso. Los populares no podrían sumar con Ciudadanos para alcanzar la Alcaldía. Pero el PSOE sí que podría elegir con quien gobernar: o con Ciudadanos, o con la confluencia entre Podemos e IU.

En mayo de 2015, el PSOE alcanzó la Alcaldía gracias a un acuerdo tripartito con Ganemos e IU. Los socialistas sumaron siete concejales, por los cuatro de Ganemos y los otros cuatro de IU. Total, 15 concejales, la cifra máxima que da la mayoría absoluta en el Pleno del Ayuntamiento. El PP ganó pero sus 11 concejales fueron insuficientes para formar gobierno. Ciudadanos obtuvo dos escaños y Unión Cordobesa, el partido de Rafael Gómez, hoy en prisión, se quedo con un solo edil.

Ahora, siempre según esta encuesta, el PSOE sería el partido más votado, con un apoyo total del 29,2% de los electores. Esta cifra (casi nueve puntos superior a la de 2015) le daría a los socialistas un total de nueve concejales. El PP sería el segundo partido más votado, sumando un 25,5% de los apoyos, es decir, casi nueve puntos menos que en 2015. En total, los populares obtendrían ocho escaños, siempre según la proyección de esta encuesta.

El tercer puesto en el plenario del Ayuntamiento sería para Ciudadanos. La formación naranja (que aún no tiene un candidato elegido) irrumpiría con un 19% de los votos, casi 11 puntos más que hace tres años. Ese apoyo le daría automáticamente seis concejales, siempre según la proyección de este sondeo.

La encuesta no pregunta por una confluencia, sino que hace elegir a los votantes entre Podemos e Izquierda Unida, como si todavía se presentasen por separado. Los votos de Podemos se atribuyen a los que obtuvo Ganemos. Así, la formación morada obtendría un 10,5% de los apoyos, más de dos puntos menos de los votos que recibió Ganemos en 2015. Es decir, se quedaría con tres escaños. Izquierda Unida, por su parte, sumaría un 9% de los votos, casi tres puntos menos que en 2015. La formación, no obstante, se quedaría con tres escaños.

En política, uno más uno no son dos. Por eso es difícil trasladar a la encuesta lo que sucedería en caso de que finalmente Podemos e IU se integraran en una sola candidatura. Sobre el papel sumarían un 19,5% de los apoyos, un resultado que igualaría al de Ciudadanos. Lo que no está claro es cómo sería entonces el reparto de escaños.

La encuesta también pregunta por qué sucedería con UCOR, el partido de Rafael Gómez, en caso de que volviese a presentarse. Su 5,6% de los apoyos se reduciría a un 1,2% y su formación saldría del plenario del Ayuntamiento.

Etiquetas
stats