El domingo se sabrá cuáles son las posibilidades reales de los 'sanchistas' cordobeses

A la izquierda, Antonio Ruiz, actual secretario de organización del PSOE de Córdoba y candidato oficialista, junto a Pedro Sánchez, en un encuentro producido en 2014.

La corriente crítica del PSOE cordobés -que bajo el paraguas de su secretario federal, Pedro Sánchez, busca arrebatar el poder al actual aparato de la Secretaría Provincial del partido- sabrá este domingo si su aspirante al puesto, Teba Roldán, logra el respaldo suficiente para convertirse en una firme candidata. De lograrlo, se enfrentaría al secretario de Organización y presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, representante oficialista que pretende suceder al frente de la formación al actual presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán.

La frontera para el sueño de Teba Roldán y los suyos depende de si el partido decide exigir un mínimo de un 20% de avales o un 3%, como reclaman los sanchistas. El Comité Provincial que se celebra este domingo decidirá qué tanto por ciento de avales se pide finalmente a los candidatos que quieran presentarse al Congreso que elija al nuevo líder socialista."Pedimos el 3% porque eso significa garantizar una mayor participación, no lo pedimos porque no seamos capaces de conseguir el 20". Pero creemos que es la oportunidad perfecta para dar oportunidad de que los militantes aporten con su voto el futuro que desean para el partido".

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, respondió el lunes lamentando "que determinados compañeros del partido quieran poner el foco" en un debate que considera "tramposo" porque "solo se habla de reducir los avales y no del fondo de las consecuencias y de la rigurosidad del reglamento en vigor", informa Europa Press.

Cornejo defendió que la cifra de avales de cara a los próximos congresos provinciales se sitúe en el 20% y no en el 3%, ante el "déficit de reglamentación" para llevar a cabo la "excepcionalidad" aprobada en el Congreso Federal. Cornejo explicó que para abordar otras cuestiones del proceso congresual se requiere de un reglamento que el Comité Federal no ha desarrollado hasta el día de hoy.

Por ello, el número dos andaluz cree que la "normalidad" estaría en aplicar las normas que sí están desarrolladas y reglamentadas para los distintos congresos. Además, el dirigente socialista considera que no es de recibo "cambiar las normas a mitad del partido".

Etiquetas
stats