Detenido por estafar a empresas de alimentación con pedidos que abonaba con pagarés sin fondos

Un agente de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 56 años que presuntamente estafaba a empresas de alimentación de Córdoba y otros puntos del país realizando pedidos que abonaba con pagarés sin fondos. Se calcula que ha podido llegar a estafar más de 150.000 euros a trece empresas de alimentación de toda España.

El detenido, un vecino de Cúllar Vega (Granada) de 56 años, se hizo pasar por propietario de uno o de varios supermercados en la provincia granadina al ponerse en contacto con las empresas estafadas. Para ello, usurpó la identidad de los responsables de al menos cinco empresas de alimentación granadinas y utilizó sellos falsos de estas compañías haciendo pedidos de entre 5.000 y 30.000 euros, facturas que abonó con pagarés a 60 días que carecían de fondos.

La Guardia Civil comenzó a investigar con la denuncia que presentó un empresario de Otura (Granada) en la que exponía que alguien había suplantado su identidad para comprar a una empresa cordobesa productos cárnicos por valor de casi 8.000 euros. Los agentes comprobaron tras las primeras pesquisas que esta presunta estafa no era un hecho aislado y pusieron en marcha esta operación.

Se constató que como domicilio de entrega de la mercancía puso una nave industrial abandonada, aunque siempre procuró recoger la mercancía directamente en la empresa suministradora, cuando las empresas estafadas eran de Córdoba, Granada o Jaén; en los demás casos recogía los productos en los locales de las empresas de transporte o quedaba en algún lugar con el transportista y en plena calle hacía el transbordo de la mercancía del camión hasta su furgoneta. Esta mercancía la distribuía inmediatamente a bajo precio en multitud de bares y establecimientos comerciales de Granada y su área metropolitana.

Durante la fase de investigación se ha descubierto que las estafas comenzaron en enero de 2018 y que al menos son 13 las empresas estafadas: en Baza, Guadix, Motril y Otura, en la provincia de Granada, en La Coruña, Valencia, León, Jaén, Toledo, Córdoba, Almería, y País Vasco por un valor superior a los 150.000 euros.

En la fase de explotación de esta operación, llamada Somormujo, la Guardia Civil detuvo al supuesto estafador, aunque "no ha sido fácil" averiguar su identidad y su domicilio, dado que se "ha estado cubriendo las espaldas" y no está empadronado en lugar alguno.

Jamones, quesos y embutidos

Es vecino de Cúllar Vega y cobra una prestación por desempleo para mayores de 55 años, para lo que hizo constar que vivía en una vivienda abandonada. En el momento de la detención, los agentes encontraron en la furgoneta que conducía los cinco sellos de otras tantas empresas granadinas que utilizaba para firmar los albaranes de la mercancía.

En el registró posterior en su domicilio, la Guardia Civil encontró 12.000 euros que el detenido ocultaba debajo del colchón de su cama y también ha descubierto un almacén frigorífico en la localidad de Zujaira-Pinos Puente, donde han recuperado jamones, quesos y embutidos procedentes de estas estafas valorados en más de 30.000 euros.

La Guardia Civil no da por concluida esta operación y no descarta que aparezcan más empresarios estafados en los próximos días. El detenido ha sido puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito continuado de estafa y falsedad documental.

Etiquetas
stats