Denuncian un envenenamiento masivo de perros y gatos en Montilla

Concentración de Pacma contra las rehalas, en una imagen de archivo | ÁLEX GALLEGOS

Los responsables del Partido Animalista Pacma en Córdoba han denunciado a través de una nota de prensa un envenenamiento masivo de perros y gatos en Montilla. Según ha informado en el comunicado, miembros de esta formación aseguran que han tenido constancia de que en los últimos días se han presentado mas de diez denuncias ante la comandancia de la Guardia Civil de Montilla por el envenenamiento de diferentes perros pertenecientes a estos. Los envenenamientos, que no solo afectan a los perros, también a los gatos de las colonias felinas, se han producido en diferentes puntos del entorno urbano de Montilla y han causado la muerte de la mayoría de los afectados. El número de perros y gatos envenenados por consumir cebos manipulados y colocados en calles y plazas de la ciudad supera la decena, según denuncian.

El partido animalista ha pedido a a la Guardia Civil que investigue todos los casos para terminar con esta terrible situación que “está causando un gran dolor a muchas familias y pone en riesgo la salud publica”. “Envenenar a un animal es delito, independientemente de quién sea su cuidador, y está castigado por el Código Penal con una pena máxima de dos años de prisión”, informa Pacma. “Además, la colocación de cebos envenenados es un acto delictivo con el riesgo añadido que supone no sólo para los animales con los que convivimos, sino también para el resto de vecinos humanos”, añaden.

Al mismo tiempo, Pacma ha solicitado por escrito al Ayuntamiento de Montilla que, ante la gravedad del asunto, actué de inmediato y “abandone su pasividad ante esta situación”. “Es intolerable que los vecinos de Montilla estén sufriendo las terribles consecuencias morales de estos envenenamientos y pierdan a los animales que consideran parte de su familia”, señalan.

PacmaA, que tiene varios casos documentados con necropsias e informes veterinarios, informa de que ya hubo casos de envenenamientos en los años 2016 y 2017 “que fueron ignorados por las fuerzas de seguridad y por el propio Ayuntamiento”. Ahora, reclaman participación ciudadana “para encontrar a los culpables”.

Etiquetas
stats