Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La cuarta querella por klebisella se presenta en los juzgados

Los hermanos Boende con la querella presentada en los juzgados por la muerte de su madre en 2013, que tenía klebsiella. | MADERO CUBERO

Manuel J. Albert

0

La familia de una fallecida con esta bacteria señala que puede haber un delito de homicidio involuntario por parte del hospital Reina Sofía

Los juzgados de Córdoba ya tienen encima de sus mesas cuatro querellas de familias de personas fallecidas en el hospital Reina Sofía que sospechan que la causa de su muerte puede ser consecuencia de la presencia de la bacteria Klebsiella en su organismo. La última querella se presentó ayer por los hijos de Eloina Combarros, una mujer de 64 años que murió el 17 de agosto de 2013. Según reza el escrito su muerte fue “consecuencia directa del tratamiento dispensado por personal [del Servicio Andaluz de Salud] así como por los nulos sistemas efectivos para la prevención y evitación de infección de la bacteria klebsiella” que se unió “al previo mal tratamiento recibido”.

Como en el resto de querellas presentadas, de nuevo esta familia critica “la falta de medidas preventivas adecuadas para evitar el contagio”. Sergio Boente, hijo de la fallecida y uno de los querellantes señalaba ayer en la puerta de los juzgados que, en los días en los que su madre estaba a punto de fallecer “apenas había material en la habitación. Solo había una bata que nos íbamos turnando para ponernos los que entrábamos y salíamos; nosotros mismos tuvimos que comprar guantes para tocar a mi madre y todo eso en una habitación con otra paciente a la que también acababan de operar”.

La klebsiella es un germen que se puede encontrar presente en la flora intestinal y que, de manera muy excepcional, en pacientes en situación crítica, con estancias prolongadas y/o en tratamiento con antibióticos, puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento.

El 15 de julio, después de investigar una a una las 16 denuncias presentadas por fallecimientos relacionados con la bacteria klebsiella en el hospital Reina Sofía de Córdoba, la Fiscalía Provincial decidió archivar el caso. La Fiscalía Provincial concluyó que no había indicios de ilícito penal en cada uno de ellos, por lo que archivó las denuncias. Desde entonces se han ido presentado querellas a título particular que ya suman cuatro. Además, en noviembre se constituyó una asociación de afectados en Córdoba.

Etiquetas
stats