Córdoba ha vivido las noches más calurosas de noviembre desde que hay datos

Turistas en la Puerta del Puente | TONI BLANCO

El mes de noviembre ha empezado en Córdoba con la amenaza de una lluvia que no se decide a arrancar y con dos noches impropias de unas fechas que miran ya de reojo a la Navidad.

Si ayer los 17.9 °C de temperatura mínima diaria se colocaron como la segunda mínima más alta para este mes desde que hay datos, la mínima de hoy sábado no ha bajado de 18.7 °C, un dato provisional que en caso de no bajar en lo que queda de día pasaría a ser la mínima más alta en noviembre de la historia de Córdoba Aeropuerto. Hasta hoy, la mínima más alta era de 18.4 °C el 13 de noviembre de 1989. Es la segunda vez, por tanto, que una mínima de noviembre supera los 18 °C. Habría que remontarse a 1995 o 2006 para encontrar varios días, en esos años, con unas mínimas que se aproximen. Se trata de unas temperaturas mínimas diarias que son idénticas a los promedios históricos que se dan a finales de junio o principios de septiembre.

Esta situación se está produciendo por la presencia en capas medias de temperaturas suaves (unos 13-15 °C a 850 hPa, 1500 metros de altitud), por la nubosidad y por la entrada de viento del sudoeste, templado y cargado de humedad. Esta humedad tropical está haciendo posible que la sensación de bochorno sea notable estos días en Córdoba, habida cuenta también de que la lluvia prevista, que no cae o lo hace de refilón, no está refrescando el ambiente.

La situación no está ocurriendo solo en Córdoba. Ayer viernes se registraron 13 nuevos récords de calor por temperaturas mínimas más altas para noviembre en España. Se dieron en Ponferrada, Soria, Valladolid, Ávila, Segovia, Zamora, Salamanca, Ciudad Real, y en los aeropuertos de Vigo, Burgos, Badajoz, León y Málaga (donde no se bajó de 20 °C). Hoy sábado, la delegación valenciana de la AEMet ha informado de que la mínima en Valencia-Viveros ha sido la segunda más alta en sus registros, cerca de 22 °C.

https://twitter.com/AEMET_CValencia/status/1190560854145671168

Todo ello con una borrasca nombrada oficialmente por la agencia. La primera de la temporada se llama Amelie y sus efectos no se sentirán en Córdoba. La costa cantábrica, en aviso rojo por fenómenos costeros, y el tercio este peninsular, con avisos naranjas por rachas de viento, serán las zonas que sentirán un otoño decepcionante en el cuadrante sudoeste. A partir del martes es posible que las temperaturas se normalicen para la época, aunque las perspectivas de lluvia son, ahora mismo, paupérrimas.

Fuente de los datos: AEMet / Infoclimat.frAnálisis y comparación histórica de los datos: autor de la noticia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2019 - 13:01 h
stats