El valor de los contenedores quemados en 2017 alcanza el cuarto de millón de euros

Bomberos de Córdoba apagan un contenedor, en una imagen de archivo | ÁLVARO CARMONA

La quema de contenedores es una de las vertientes favoritas de los vándalos cordobeses. Y no mengua. La noche de este martes al miércoles se produjo una nueva oleada que dejó depósitos calcinados en las calles Luis Cañete, Vereda de los Frailes, Vistalegre, Victoria Kent y Tenor Pedro La Virgen. El Ayuntamiento cuenta con datos oficiales hasta el 7 de noviembre de 2017. Ese recuento suma 226 unidades pasto de las llamas. Una cifra que ya es superior, en 40 contenedores, a la cota registrada en todo el año 2016: 186 contenedores.

La cifra termina de marear cuando la lupa se posa sobre la casilla que recoge el valor económico de este fenómeno de gamberrismo. El año pasado, la quema de contenedores equivalió a una cuantía económica de 198.866 euros. 11 meses después, cuando todavía no ha acabado el año y siguen quemándose depósitos de basura, la suma acumulada alcanza casi un cuarto de millón: 243.676 euros. Merced a un contrato firmado con la empresa Contentur por valor de 3,6 millones de euros, el Consistorio cubre la reposición y reparación de estos contenedores sin necesidad de echar mano directamente a las arcas municipales en cada caso.

Un rápido vistazo al cuadrante que maneja el Consistorio da a entender que en muchos de los casos no se tratan de hechos fortuitos sino que, efectivamente, son actos vandálicos. Hay noches, como la del 8 de mayo o la del 17 de ese mes en la que los ocho contenedores quemados en cada una se dieron en calles vecinas y, en ocasiones, varios en la misma vía.

Y la quema sigue. Aunque no forme parte todavía de la estadística oficial, hay que sumar lo sucedido la noche del miércoles al jueves de la semana pasada. En apenas unas horas, un total de siete contenedores fueron incendiados en las calles Fray Pedro de Córdoba, la Acera del Río, Libertador Hidalgo Costilla (donde ardieron dos) y en la calle Ronda, en la que tres contenedores fueron consumidos. La Policía Local de Córdoba detuvo al día siguiente a un joven de 19 años por incendiar un contenedor de residuos sólidos urbanos en la Plaza de la Juventud, en el barrio de La Fuensanta.

Etiquetas
stats