La confluencia local de la izquierda se rompe

Asamblea por la confluencia | TONI BLANCO

La confluencia de las fuerzas de la izquierda permanecía varada desde hace unas semanas y, finalmente, parece haberse roto. La asamblea ciudadana convocada este sábado no ha tenido la presencia de Izquierda Unida y solo de parte de los miembros de la dirección local de Podemos. Los asistentes, unas 80 personas de Ganemos, Equo, activistas de movimientos sociales y miembros de Podemos a título individual, han votado las líneas maestras para presentarse a las elecciones municipales del 26 de mayo. Si no vuelve a haber otro volantazo de última hora, habrá al menos dos papeletas distintas a la izquierda del PSOE en los próximos comicios locales en Córdoba.

La asamblea, que había sido convocada por el movimiento social que lanzó un manifiesto en favor de la confluencia de la izquierda para seguir con este proceso, ya se encontró el pasado 10 de febrero con la negativa de IU y Podemos a votar que de dicha asamblea emanaran las decisiones claves sobre la forma de la confluencia y la candidatura. Este sábado, sin la asistencia de Izquierda Unida y tampoco de Podemos formalmente, el resto de fuerzas han seguido su hoja de ruta.

Tras una tarea desarrollada en grupos de trabajo durante la mañana del sábado, el plenario de la asamblea ha votado finalmente sobre las claves para presentarse a las elecciones del 26M. Así, este nuevo sujeto político -sin nombre aún que se decidirá en las próximas semanas-, se presentará con la forma jurídica de partido o coalición de partidos instrumental, preservando siempre las decisiones de la asamblea soberana.

Asimismo, la mayoría de la asamblea ha votado por un modelo de primarias en el que los candidatos no necesitarán avales para presentarse y se podrá hacer la votación on line. La cabeza de la candidatura la ocupará la persona que más votos obtenga, incluyendo un factor de corrección para que tenga preponderancia una mujer.

Por otra parte y con respecto al código ético, la asamblea ha decidido limitar a dos el número de mandatos de los cargos públicos, además de limitar el sueldo de estos a tres veces el salario mínimo interprofesional.

A partir de ahora, la asamblea ciudadana continuará trabajando en distintos grupos para definir el código ético, las primarias, el programa y el nombre con el que concurrirán a las elecciones de mayo, que se definirán finalmente en una próxima convocatoria de la asamblea.

Etiquetas
stats