El cogobierno se tensa en plena campaña

Concejales de Ganemos, ante Pedro García e Isabel Ambrosio, en el Ayuntamiento | MADERO CUBERO
El PSOE e IU marcan distancias tras el último Pleno extraordinario en el que la alcaldesa ha criticado la gestión de Hacienda en un momento en el que Ganemos se está pensando entrar al equipo de gobierno

Tras el Pleno extraordinario de este viernes, la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), marcó una distancia inaudita con su concejala delegada de Hacienda, Alba Doblas (IU). Sin nombrarla, dijo que la gestión en su delegación municipal es “manifiestamente mejorable”. Ya en el mitin con el que el PSOE arrancó esta campaña electoral, al que asistió la presidenta de la Junta Susana Díaz, Ambrosio arengó a los suyos marcando distancias con IU, a la que acusó de “perder sus siglas y hasta sus banderas” en la coalición con Unidos Podemos.

La tensión, y las diferencias que poco a poco se van haciendo más visibles en el cogobierno, también se nota en el teniente de alcalde Pedro García (IU), que gestiona sus propias redes sociales y donde ha cargado contra el tono de la campaña del PSOE que, a su juicio, con sus ataques les está dando más votos a Unidos Podemos que restándole.

Estas últimas diferencias, y estas pequeñas grietas entre los socios de gobierno, llegan no solo en campaña electoral, sino cuando la agrupación de electores de Ganemos Córdoba se está pensando entrar a formar parte del equipo de gobierno. La próxima asamblea de esta organización (que será después de las elecciones del domingo 26) decidirá si Ganemos entra o no en el gobierno local. En el Pleno de este viernes, los cuatro concejales de Ganemos apoyaron la modificación presupuestaria planteada por el área de Hacienda, aunque lo hicieron con la boca pequeña y con críticas a de dónde habrá que recortar los 2,7 millones en inversiones que se dejarán de gastar en este ejercicio económico.

La tensión, en plena campaña electoral y cuando aún queda una semana de la misma, es evidente. No solo en Hacienda. También en Aucorsa y en Personal. Ganemos, para empezar, ha pedido el cese del gerente de Aucorsa y un plan de viabilidad para la empresa, en plena huelga parcial convocada justo en las dos semanas de la campaña electoral. IU ha sido crítica también con la gestión del gerente, pero sin llegar tan lejos como para pedir su relevo.

En materia de Personal empieza a pasar un poco lo mismo. El cruce de informes sobre el futuro de los trabajadores del Consorcio de Turismo, en el que los departamentos controlados por el PSOE dicen lo contrario a los gestionados por IU (aunque se trata de diferencias más técnicas que políticas) no contribuyen a rebajar la tensión. Tampoco lo que está ocurriendo en los museos municipales y el Alcázar (responsabilidad de la concejala de Cultura Mar Téllez) y menos en las relaciones que mantiene el nuevo director general de Personal con los sindicatos municipales.

Consultados los cuarteles generales de las tres formaciones que sostienen al equipo de gobierno insisten en achacar esta tensión a un primer año de mandato que no ha sido fácil y, sobre todo, a la campaña electoral, y también coinciden en señalar en que cuando se conozcan los resultados del domingo 26 las aguas volverán a su cauce. Pero insisten: que las costuras hayan empezado a saltar tan pronto no es algo normal. O no debería serlo.

Etiquetas
stats