La CHG defiende cómo ha gestionado los desembalses para evitar una riada

Dos mujeres pasean por la orilla del río | FOTO: MADERO CUBERO
El presidente de la Confederación dice que los pantanos han recibido más de 1.600 hectómetros cúbicos que habrían provocado “numerosos destrozos” de no ser por los embalses

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, ha defenndido la gestión que se ha realizado de los desembalses durante la primera quincena de marzo, “gracias a la cual se han evitado situaciones de mayor gravedad”, según informa la Subdelegación del Gobierno a través de una nota.

Romero ha declarado que “somos conscientes de que las fuertes precipitaciones que se han registrado en toda la cuenca, el alto caudal del río y los desembalses han podido provocar algunas alarmas”. Sin embargo, ha añadido que todas las operaciones se han desarrollado bajo los más estrictos controles y han sido dirigidas con medidas exclusivamente profesionales y técnicas y coordinadas bajo el criterio de la unidad de cuenca, lo que ha evitado incidentes de forma generalizada.

Romero ha explicado que, aunque la CHG inició desembalses preventivos a mediados del mes de febrero, las intensas precipitaciones registradas en la primera quincena de marzo han vuelto a llenar los pantanos. En este sentido, ha explicado que “solo en 5 meses hemos superado ya los niveles de lluvia que se recogen de media cada año completo y que desde el 1 de octubre se han recogido un total de 610 litros por metro cuadrado cuando la media histórica está establecida en 581.

El presidente de la CHG ha añadido que esta situación ha sido especialmente acusada en la cabecera de la cuenca y que en puntos como Cazorla ya se han superado los 1.300 litros por metro cuadrado y en la zona del Quiebrajano las precipitaciones se acercan a los 1.290.

Todo ello ha dado lugar a qua la práctica totalidad de los embalses de la cuenca se hayan llenado en la primera quincena de marzo, por lo que en estos momentos almacenan 7.570 hectómetros cúbicos, lo que supone el 93,5% de la capacidad total.

Romero ha calificado de “buena noticia” el hecho de que después de las últimas precipitaciones, la cantidad de agua embalsada se haya incrementado hasta en 700 hectómetros cúbicos, lo que arroja unos “resultados históricos”. Esto permitirá, ha añadido, que los más de cuatro millones de habitantes que viven en la cuenca dispongan de recursos para tres años de abastecimiento y para dos campañas de riego con total normalidad.

El presidente de la CHG, que ha recordado que escasamente la mitad de la cuenca está regulada por infraestructuras, también ha puesto de relieve el “relevante papel” que han jugado durante estos días los embalses, que han laminado las avenidas de forma muy importante y ha asegurado que solo en el mes de marzo se han recogido en los embalses hasta 1.660 hectómetros cúbicos, una considerable cantidad que sin la existencia de los pantanos habría llegado al tronco del Guadalquivir y ocasionado numerosos destrozos.

Romero ha destacado el alto nivel de coordinación que ha existido entre la CHG, la Junta de Andalucía, la Delegación del Gobierno y subdelegaciones, así como con los ayuntamientos y los servicios de emergencias, lo que ha permitido reducir considerablemente los riesgos.

Etiquetas
stats