Así cambia el campo cordobés: cada vez más olivos, naranjos y almendros

Olivar | PIXABAY

La superficie de cultivos leñosos “continúa su crecimiento sostenido en Córdoba, pues, según el avance de datos de la declaración única de la PAC 2018, los agricultores declararon 369.668 hectáreas de cultivos leñosos, cuando a comienzos de la década eran 346.198, lo que supone un incremento del 6,8 por ciento”.

Así lo ha destacado, en declaraciones a Europa Press, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, quien ha detallado que, en el contexto de los cultivos leñosos, “sin duda, el hegemónico es el olivar, ya que representa el 94 por ciento de todos los leñosos”.

De hecho, “la superficie que refleja el Sigpac 2017, quizás la fuente más fiable para conocer la extensión del olivar en la provincia, es de casi 352.300 hectáreas, y la misma fuente indica que en 2009 la superficie era de 343.812 hectáreas, con lo que ha crecido un 2,5 por ciento desde entonces”.

En segunda posición de este ranking de los cultivos leñosos en la provincia de Córdoba se encuentra el naranjo dulce, que, según ha indicado Zurera, “ocupa 11.302 hectáreas, las cuales, según la PAC 2018, están localizadas casi en su totalidad en el curso medio del Guadalquivir”.

El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta ha señalado que, en este caso, “incremento a lo largo de la década en curso se sitúa en un cuatro por ciento, algo menos pronunciado que en el caso de los leñosos en su conjunto”.

El naranjo, según ha precisado Zurera, “ocupa el 95 por ciento de la superficie de cítricos en la provincia, y la producción al final de la campaña 2017/2018 se ha estimado en 275.451 toneladas”, siendo destacable que “la superficie dedicada a citricultura ecológica en la provincia es de 513 hectáreas”, y también el hecho de que en 2018 “está funcionando una cuarta organización de productores en el sector, a través de la cual la Consejería de Agricultura financia sus programas operativos”.

Por lo que respecto al almendro, Zurera ha resaltado que “se sitúa por primera vez en tercera posición, con 5.044 hectáreas, adelantando al viñedo, que cuenta con 4.421 hectáreas”. De hecho, el almendro “está experimentando un fuerte crecimiento, pues a principios de la década este cultivo contaba con 584 hectáreas, mientras que en 2018 se ha incrementado más de 1.000 hectáreas respecto al año pasado”, hasta sumar las referidas 5.044.

El viñedo, por su parte, “continúa un lento declive, y ha perdido un 12 por ciento de superficie respecto a 2011”. Actualmente se declaran 4.421 hectáreas dedicadas a este cultivo, “aunque habría algunos cientos más, según otras fuentes”.

Además del almendro, Zurera ha subrayado que se está produciendo un importante crecimiento de otras especies en la provincia, como el pistacho, “que se sitúa hoy en 433 hectáreas, el triple que en 2011, y el nogal, que a principios de la década era un cultivo prácticamente inexistente en la provincia y que ya se sitúa con 347 hectáreas declaradas este año”.

Por último, Zurera ha señalado que en la provincia “podríamos hablar de una limitada superficie y producción de frutos secos; por ejemplo, la producción final de almendra en 2017 fue de 71 toneladas y un valor de 320.000 euros, a precios de agricultor, sin embargo Córdoba posee una potente industria, y el año pasado se exportaron 3.415 toneladas de frutos secos, por valor de 22,4 millones de euros, lo que representa una quinta parte del total de Andalucía”.

Etiquetas
stats