El calor se queda en Córdoba: semana con máximas por encima de los 30 grados

Un hombre dándole de beber a su perro | ÁLEX GALLEGOS

El primer fin de semana tras casi 50 días en el que se ha podido salir a la calle de forma generalizada, la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba registraba los 36 grados más tempraneros de su historia. La jornada del domingo 3 de mayo, cuando hubiese cerrado la fiesta de las Cruces, Córdoba cambió el soniquete incesante de las sevillanas por el runrún de los compresores de aire acondicionado. Una jornada con una temperatura media de 25 grados, propia de finales de junio, que tendrá continuidad en el comienzo de una semana que va a resultar, en conjunto, calurosa.

Aunque la dorsal cálida que nos ha afectado durante el fin de semana va a perder intensidad en las próximas jornadas, la disposición de los grandes centros de presión en el Atlántico Norte va a mantener aún aire cálido del sur o del suroeste sobre la Península Ibérica. La borrasca atlántica que atrajo hasta nosotros este aire cálido, va a ascender de latitud, introduciendo algo de flujo húmedo sobre la Península, que a finales de semana podría volver a ser terreno abonado para las tormentas.

La entrada de este flujo húmedo será además el responsable de un leve descenso de las temperaturas, que será más marcado durante la tarde del martes. No obstante las temperaturas seguirán siendo muy elevadas. Así, la tarde del lunes 4 de mayo se espera que las máximas vuelvan a escalar hasta los 33 o 34 grados en puntos del valle del Guadalquivir, y entre los 29 a 31 grados en el resto de la provincia. Intenso calor que encontrará alivio a últimas horas de la tarde cuando la masa de aire cálido en altura sea desplazadas hasta el Mediterráneo, permitiendo un descenso de las temperaturas de entre 4 y 5 grados.

El miércoles 6 de mayo las temperaturas volverán a ascender en toda la provincia para volver a situarse entre los 31 y 32 grados en el valle del Guadalquivir y entre los 26 a 28 grados en el sur y norte de la provincia. La intensificación del aire cálido en altura a partir del jueves volverá a llevar el termómetro hasta el rango de los 34 o 35 grados, en la que podría ser la jornada más calurosa de toda la semana.

Sólo de cara al próximo fin de semana podrían regresar los chubascos y tormentas al sur peninsular. El descuelgue de una baja hasta el interior peninsular podría inestabilizar la atmósfera, recuperando el ambiente lluvioso a lo largo del fin de semana. Hasta entonces toca es sudar.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats