Cae una trama en Puente Genil que robaba a ancianos a la salida del banco

.
La Guardia Civil asegura que un grupo de tres mujeres seleccionaba a sus víctimas dentro de las sucursales y luego le robaban en la calle sin que se dieran cuenta

La Guardia Civil ha detenido en Puente Genil a A. M. M. F., de 32 años, vecina de Puente Genil, quien junto a dos mujeres más conformaban una organización delictiva dedicada al hurto al descuido. La Guardia Civil les imputa la comisión de seis delitos de hurto. Las tres mujeres pertenecen al mismo clan familiar.

La Guardia Civil venía detectando desde principios del pasado verano en Puente Genil un incremento en las denuncias por la comisión de infracciones penales relacionadas con el hurto por el método del descuido, cometidos principalmente en las inmediaciones de entidades bancarias de Puente Genil. Concretamente, el instituto armado pudo saber a través de estudio y análisis de las denuncias recibidas en el Puesto Principal de Puente Genil, que todo este tipo de hurtos habían sido cometidos por varias mujeres, que actuaban tanto en el interior de los establecimientos bancarios como posteriormente en la vía pública.

En el inició de la investigación, la Guardia Civil pudo saber que los supuestas autoras para cometer los hurtos habían utilizado un “modus operandi” muy similar, consistente en acceder a primeros o finales de mes, fechas de cobro de nóminas y pensiones, a una entidad bancaria determinada, esperar un tiempo en el interior de la misma observando y sin efectuar ninguna operación, durante su “vigilancia” en la oficina bancaria podían elegir a su potencial víctima, principalmente personas de avanzada edad, que hubiesen retirado una cierta cantidad de dinero de la entidad bancaria. Una vez seleccionada la víctima, la seguían hasta encontrar el lugar y momento oportuno para sustraerles el dinero, principalmente al descuido, no llegando las victimas a apercibirse de la sustracción del dinero.

El análisis de los datos obtenidos en los lugares donde se habían producido los hurtos, así como la coincidencia tanto en las características de la víctima como el “modus operandi” utilizado por los ladrones, hicieron a la Guardia Civil sospechar que todos ellos pudieron haber sido cometidos por un mismo grupo especializado en este tipo de delitos, que actuaba de manera más o menos continuada en la comarca, pero que no resultaban conocidas por las victimas.

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a la plena identificación, y averiguación de sus posibles actividades delictivas, y en su caso, localización y detención de las autoras de los hurtos. Este dispositivo, permitió a la Guardia Civil identificar a las tres integrantes del grupo, centrando las investigaciones sobre ellas, logrando obtener los elementos necesarios para acreditar que se trata de un grupo delictivo perfectamente organizado, compuesto por tres mujeres, una de ellas con residencia en Puente Genil, y las otras dos en la provincia de Málaga, pero que frecuentaban asiduamente la localidad.

Al disponer de indicios suficientes de la participación de los tres integrantes del grupo en los hurtos, estableció un dispositivo de servicio que permitió el pasado día 25 detener a una de ellas, concretamente a A. M. M. F., en Puente Genil.

Durante el desarrollo de las investigación la Guardia Civil ha logrado vincular a la detenida y a las otras dos sospechosas, con la comisión de seis delitos de hurto todos ellos cometidos en Puente Genil, ascendiendo las cantidades sustraídas a las víctimas por encima de los 5.500 euros.

Etiquetas
stats