Cae una organización dedicada al robo de cable de cobre

.
Por ahora se ha detenido a siete personas, de nacionalidad rumana, e intervenido más de 2.000 metros de cableado | Se les atribuyen cuarenta robos de material en instalaciones ferroviarias de toda Andalucía, así como en plantas solares y fotovoltaicas

La Guardia Civil, en el transcurso de la Operación "Funchal", desarrollada en las provincias de Córdoba y Sevilla, ha desarticulado una organización criminal compuesta por siete personas, de edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, la mayoría de ellas de origen rumano, y conocidas por sus amplios antecedentes policiales, que estaban especializadas en el robo con fuerza en las cosas de cableado de cobre en instalaciones ferroviarias de ADIF, plantas solares y fotovoltaicas.

La operación es fruto de la investigación llevada a cabo durante varios meses por el Área de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Córdoba, y se inició al tener conocimiento de que se estaban cometiendo robos con fuerza y daños en instalaciones ferroviarias en Córdoba, Sevilla y Málaga, así como también en plantas solares y fotovoltaicas de varias provincias andaluzas, entre ellas Sevilla y Jaén. La organización, asentada en la ciudad de Sevilla, disponía de una estructura que le permitía el reconocimiento y vigilancia de las zonas así como la sustracción, transporte y limpieza del cableado.

Con la plena identificación de sus integrantes se procedió, en un operativo establecido, a interceptar uno de los vehículos utilizados por la organización, ocupado por dos personas, cuando regresaban de cometer un robo en un huerto solar de una localidad de la provincia de Jaén. En el registro practicado en la furgoneta se localizaron 2.000 metros de cableado de cobre que fueron intervenidos. En Sevilla se procedió a la detención de los otros cinco integrantes del grupo, así como al descubrimiento de la zona donde limpiaban el cableado sustraído para posteriormente venderlo. El valor de los daños causados en plantas solares y fotovoltaicas e instalaciones ferroviarias asciende a más de 600.000 euros.

Con esta operación la Guardia Civil ha logrado desarticular una organización criminal especializada y esclarecer más de 40 delitos de robo y daños, cometidos en varias provincias de la geografía andaluza. La operación "Funchal" continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones e imputaciones, señala la Guardia Civil en un comunicado.

Etiquetas
stats