El Cabril simula que uno de sus trabajadores se expone a una gran irradiación nuclear

Un trabajador de El Cabril.

El almacén de residuos nucleares de media y baja actividad de El Cabril (Córdoba) ha simulado este jueves la declaración de una situación de prealerta de emergencia por un accidente laboral en el que un trabajador ha resultado irradiado por encima de los límites de dosis anuales establecidos, por la rotura de un aparato de teleterapia.

Se trata del ejercicio anual de simulacro de acuerdo con los requisitos de su Plan de Emergencia Interior. El ejercicio ha sido supervisado de forma integral por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) desde su Sala de Emergencias, desde donde ha dirigido las actuaciones del titular para recuperar las condiciones de seguridad y para la adopción de medidas de protección radiológica.

El simulacro comenzó a las 9:12 con el accidente en el que se ha irradiado un trabajador y, tras las pruebas pertinentes, se ha descartado la contaminación del trabajador por lo que se le ha mantenido bajo control en la propia instalación.

A continuación, se ha reclasificado la situación a emergencia en el emplazamiento ya que se ha producido un incendio en una zona de equipos electrónicos asociados a la sala de control pero que no ha afectado a los residuos radiactivos. Una vez sofocado el incendio, se ha podido recuperar parcialmente la funcionalidad de los sistemas de control.

Durante el simulacro, el CSN ha activado de forma inmediata su Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE) en modo 1, que implica la activación del equipo de retén de guardia.

De haberse producido en la realidad un suceso de esta naturaleza, que infiere que podría haberse superado una tasa de dosis de 1 Sv/h en la zona accidentada de la instalación, sería clasificado como nivel 3 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).

Etiquetas
stats