El Buen Suceso de la solidaridad

Ensayo solidario organizado por el grupo joven del Buen Suceso. | ÁLEX GALLEGOS

La Caridad es algo más que una advocación titular en la hermandad del Buen Suceso. La Caridad es un lema y una forma de actuar que se ha hecho patente una vez más en esta cofradía cordobesa este sábado en el cuarto ensayo de costaleros solidario. Un acto éste en el que la hermandad ha recogido decenas de kilos de alimentos.

El éxito de las ediciones anteriores, en las que se ha venido recogiendo una media de 1.000 kilos, ha llevado a la corporación de San Andrés a repetir la experiencia que organiza su grupo joven. De esta forma queda demostrada también la implicación de la juventud cofrade con los más necesitados.

Aunque la tarde se presentaba gris, la hermandad decidió salir a la calle con optimismo y desafiando a la lluvia por las calles de los barrios de San Andrés, la Magdalena y San Lorenzo. Bajo el lema "Échanos kilos de Caridad", recorrieron diversas calles hasta que la lluvia obligó a volver atrás.

Los primeros kilos llegaron a la mesa de ensayo en la casa de hermandad del Buen Suceso en la calle Manchado, de donde salió la corporación a las 17.30 horas en dirección al Realejo. Después siguió el recorrido por Muñices, y plaza de la Magdalena, donde volvieron sobre sus pasos por la cantidad de lluvia que caía. Se quedó sin recorrer la gran mayoría de las calles previstas como eran Ronda de Andújar, Golondrina, Antón de Montoro, Ronda de la Manca, San Francisco de Sales, Santo Domingo Savio, María Auxiliadora, plaza de San Lorenzo y Santa María de Gracia.

En todo momento puso sus sones la banda de cornetas y tambores Ciudad de Córdoba, que acompañó musicalmente al solidario cortejo. Asimismo, para el ensayo de costaleros la cofradía ha contado con una parihuela cedida por la hermandad de Jesús Nazareno en la que estaba previsto que se turnaran en varias cuadrillas unos 70 hombres y 35 mujeres, según explicó a El CIRINEO el hermano mayor del Buen Suceso, Pedro Míguez. Aunque la mayoría de los cargadores pertenecen a esta hermandad, han querido participar otros muchos costaleros de otras cofradías para aportar su grano de arena.

Todos juntos han puesto su fuerza al servicio de una recogida de alimentos que ya se ha asentado como uno de los actos más significativos que a lo largo del año lleva a cabo la cofradía del Martes Santo en materia de obra social. Cada costalero participante ha aportado tres kilos de comida, lo que ha hecho que la recogida haya sido significativa pese a ser menor que otros años en los que no ha llovido.

Delante del paso quisieron también colaborar de manera desinteresada numerosos capataces cordobeses. Entre ellos, habían anunciado su presencia Juan Manuel Cabello, Antonio Jesús Ortega, Federico Jiménez, Lorenzo de Juan, Jesús Ortigosa, Carlos Lara, Juan Berrocal o Rafael Giraldo, quienes también aportaron alimentos.

El ensayo ha culminado a las siete de la tarde con pena por parte de la hermandad aunque también con satisfacción por los kilos de comida que se lograron recoger y la cantidad de público congregado pese al mal tiempo. Ahora, la hermandad del Buen Suceso hará el recuento de los alimentos conseguidos, que servirán para paliar las necesidades de las familias que más lo requieren de Córdoba.

Etiquetas
stats