Los bomberos imputados niegan el fraude en las oposiciones

Aspirantes a bomberos protestando en un pleno del Ayuntamiento de Córdoba.  | MADERO CUBERI
Los declarantes negaron que existiese un patrón en las respuestas aunque no explicaron por qué algunas las dejaron todos en blanco

No lo recuerdan. No saben. En estas cinco palabras se puede resumir las casi seis horas de declaración que ayer hicieron en el juzgado de Instrucción 4 los siete imputados por el posible caso de fraude en las oposiciones a bombero municipal de Córdoba. Los siete declarantes no recordaban o no sabían por qué habían dejado en blanco preguntas aparentemente sencillas, como la 23, y, en cambio, habían respondido otras muy complejas.

Los querellantes sospechan que, al menos dos preguntas -que o bien se dejaron en blanco o bien se fallaron- sirvieron para marcar un patrón a los miembros del tribunal para identificar aquellos exámenes que debían ser aprobados para obtener plaza.

A preguntas del juez José Luis Rodríguez Lainz y de su propio letrados, los siete imputados negaron cualquier tipo de acuerdo previo ni de fraude en el examen. Los declarantes negaron conocerse entre ellos ni tener ninguna vinculación personal con miembros del cuerpo de bomberos, además de restar importancia a relaciones personales con trabajadores del Ayuntamiento o con afiliados a CC OO. Todos se negaron a responder a las preguntas del abogado de la acusación particular, que representa los intereses de cinco querellantes que se presentaron a la misma prueba.

Los hechos investigados por el juez son muy complejos y se basan en la denuncia de cinco aspirantes a las plazas de bombero convocadas en 2009. Entonces, los aspirantes denunciaron el "enchufismo" ocurrido durante las oposiciones y llegaron a hablar de que se había producido una "filtración" del examen a los aspirantes que luego acabaron accediendo a las plazas. De hecho, estos aspirantes denunciaron en su momento que los que habían accedido al cuerpo municipal de bomberos tenían relación con los miembros del tribunal y, también, eran familiares de bomberos en ejercicio.

Por eso, el juez Rodríguez Laínz ordenó a la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional que investigara si había "algún tipo de conexión de índole personal, familiar, educativa o similar entre las personas investigadas tanto entre sí como entre los integrantes del tribunal calificador, representantes sindicales o miembros del SEIS [el Servicio de Extinción de Incendios] de Córdoba".

Ese informe policial llegó en el 17 de mayo de este mismo año. La Brigada de la Policía Judicial asegura que de los siete bomberos que aprobaron el examen cinco son hijos, sobrinos o ahijados de agentes en activo del cuerpo municipal de Córdoba. Un sexto estaría afiliado a CCOO y un séptimo guardaría relación de amistad con uno de los miembros del tribunal.

La Policía va más allá también y asegura que "aunque no se ha podido confirmar documentalmente la mayoría de los relacionados están afiliados al sindicato CCOO o desempeñan funciones en el mismo de delegados", y tienen una "estrecha relación" con uno de los miembros del tribunal opositor, presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento y liberado por CCOO.

Los querellados afriman n

En su informe, la Policía también destaca que CCOO impartió un "curso del fuego" para opositores a bomberos fundamental para las oposiciones al que asistieron los siete imputados pero al que se puso una "gran dificultad" para que lo hicieran "otras personas que no fueran de esa organización".

Este caso había llegado a ser archivado en primera instancia, después de que la Fiscalía lo recomendara. Sin embargo, y como reconoce Rodríguez Laínz en su auto, la Audiencia Provincial estimó que no, que había que seguir investigando.

Los denunciantes han llegado a encargar también un informe pericial independiente sobre el examen que, sospechan, se filtró a los bomberos que acabaron ganando su plaza. Este informe de un profesor de la Universidad de Granada, al que ha tenido acceso este periódico, concluye que "todos los opositores que presentan el patrón de igualdad en las respuestas del examen tienen al mismo tiempo unas notas extremadamente altas. Ninguno de estos hechos, menos aún tratándose de hechos coincidentes, pueden atribuirse al azar, sino más bien a una causa sistemática y no aleatoria".

Etiquetas
stats