Al banquillo el jefe de taller de una joyería por quedarse con oro

Lingotes de oro | PIXABAY

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba juzgará a J. L. R., el jefe de taller de una joyería de la ciudad, acusado de quedarse con el oro de la empresa, tanto con el que entraba para la fabricación de productos como con las limallas que sobraban del proceso.

Según consta en el escrito de calificación de la Fiscalía Provincial de Córdoba, a la que ha accedido este periódico, J. L. R. está acusado de dos delitos, uno de apropiación indebida y otro de falsedad documental por el que se enfrenta a una pena de tres años de cárcel y al pago de una multa de 12 euros diarios durante nueve meses. También se procesa a una mujer, J. R. R., colaboradora del primero, por un presunto delito de falsedad documental, aunque la pena a la que se enfrenta es de diez meses.

Siempre según la acusación de la Fiscalía, el procesado gozaba de la total confianza del gerente de la joyería, hijo del propietario de la empresa. Entre los años 2011 y 2014, y aprovechando esa confianza, hizo, supuestamente, anotaciones falsas en los registros de entrada y salida de oro de 18 kilates en la empresa, para posteriormente venderlo.

El acusado fue despedido en cuanto fue descubierto. Un Juzgado de lo Social consideró procedente el despido. Ahora, se sentará en el banquillo de los acusados para aclarar el alcance de los hechos que se le imputan. El oro desviado se valora en más de 40.000 euros.

Etiquetas
stats