Bajada de temperaturas tras la tarde más calurosa del año

El

Hasta 27.8 °C ascendió ayer el termómetro en el observatorio meteorológico de Córdoba. Nuevo techo por calor en lo que llevamos de año, que aún a un abismo de verdaderos rigores cálidos, empieza a marcar una senda de lo que más pronto que tarde está por venir. Temperatura primaveral, no obstante, que dibujaba en la del lunes otra tarde más con puro sabor a primavera.

Los signos ambientales de que el cambio astronómico de estación está a la vuelta de la esquina son ya evidentes para quien quiera observarlos. La llegada de aves estivales como la golondrina o el vencejo común, los rebrotes en el arbolado y los primeros capullos de azahar, se empiezan a alinear en el tiempo, como cada año, para inaugurar los escasos dos meses que vienen a durar la primavera por estas tierras. Un cambio que acostumbra a venir acompañado de las primeras tormentas con la desestabilización del congelador polar, derivando hasta el sur bolsas de aire frío que tienden a complicar las tardes de marzo, abril y mayo.

Una dinámica que no debería tardar mucho en quedar inaugurada, pero que antes vendrá precedida por la misma estabilidad de días atrás. Con un pequeño cambio, el paso por el norte peninsular de una vaguada que no llegará a afectarnos, sí que traerá un descenso moderado de las temperaturas a mediados de semana y que será más notable en las máximas.

De 27 a 20 °C en 48 horas y vuelta a subir

Si bien la tarde del martes notará ya una bajada en las temperaturas, esta será mínima y las máximas aún apuntarán por encima de los 25 o 26 °C en puntos de la provincia. Nueva jornada puramente primaveral y relativamente cálida que dará pasó, ya durante  miércoles y jueves, a un descenso brusco de las temperaturas, de entre 5 y 6 grados, quedando las máximas en el entorno de los 20 °C. Un descenso que también se notará en las mínimas, volviendo estas a caer hasta los 5 °C a primeras horas de la jornada. Descenso de temperaturas sin lluvia pero que sí que verá aumentar la nubosidad, especialmente de tipo alto, al breve paso de la vaguada.

Y es que a partir del viernes las temperaturas volverán a experimentar una nueva subida para quedar de nuevo por encima de los 25 °C durante buena parte del fin de semana. Primavera casi en estado puro, a falta de escuchar el rugido de la lluvia y el trueno, un escenario que aunque aún por confirmar, podría querer venir a inaugurar el cambio de estación. Las mil lluvias de abril, a la vuelta de la esquina.

Puede seguir a Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats