El Ayuntamiento, obligado a más recortes de gasto y refinanciar deuda

.
La liquidación del presupuesto de 2012 arroja un remanente negativo de tesorería de 24,8 millones de euros que hay que enjugar haciendo ingeniería financiera

El Ayuntamiento de Córdoba está obligado a continuar recortando gasto y a refinanciar su deuda después de conocer que tiene que enjugar un remanente negativo de tesorería de casi 25 millones de euros. Mañana, el Pleno tomará conocimiento de la liquidación del presupuesto de 2012 antes de que el Ayuntamiento lo envíe al Ministerio de Hacienda para que le dé el visto bueno.

Hacienda ha cerrado las cuentas de 2012 con un remanente negativo de tesorería de casi 25 millones de euros por dos razones: una ha sido que ha tenido que provisionar más dinero para cubrir las multas que sigue sin cobrar (principalmente las de Arenal 2000) y la segunda porque ha habido menos ingresos de los previstos. Concretamente, y según fuentes municipales, se ha reservado más dinero para las multas de "dudoso cobro" (unos ocho millones de euros más que el año pasado) y además se han cobrado el 91% de los ingresos que se previeron cuando se diseñó el pasado presupuesto, principalmente por la caída de la actividad económica en la ciudad.

Este remanente negativo de tesorería se produce pese al esfuerzo que ya ha hecho el Ayuntamiento de Córdoba para enderezar las cuentas. De hecho, en diciembre de 2012 el Consistorio decía que ya estaban enderezadas. El Ayuntamiento ha cobrado más impuestos tras una subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del 11,5% y ha tenido menos gasto con motivo del plan de ajuste aprobado en abril del año pasado y de no haber tenido que pagar la nómina extraordinaria de Navidad a los funcionarios municipales.

La pregunta del millón es ¿qué hay que hacer a partir de ahora? Los informes de los técnicos y de la interventora municipal son claros y hablan de tomar medidas de inmediato. El Ayuntamiento le ha hecho caso y ayer mismo se firmó un decreto en el que insta al Pleno a tomar medidas. La primera de ellas es "la reducción de gastos del nuevo presupuesto [el de 2013, recién aprobado] por cuantía igual al déficit producido", según consta en el segundo punto de este decreto. La segunda, y como avanzó el concejal de Hacienda José María Bellido en rueda de prensa, es intentar hablar con los bancos para refinanciar la deuda del Ayuntamiento. Hoy, el Consistorio tiene una deuda global que se aproxima a los 300 millones de euros. El objetivo es negociar con los bancos el periodo a devolver esa deuda. La refinanciación traería consigo que se pudieran relajar de forma inmediata los intereses que se pagan, pero ampliaría la cantidad de tiempo a pagar el total de lo que se debe. Con este ahorro, lo que pretende el Área de Hacienda es afrontar de manera inmediata el pago de la deuda a corto plazo de Procórdoba: una póliza de crédito con el BBVA que hay que devolver, unos 16 millones de euros en total, antes de junio.

Si no se enjuga el déficit ni con recorte de gastos ni refinanciando su deuda, el concejal José María Bellido ha avanzado que la única salida que tendría el Ayuntamiento sería la de pedir un "préstamo de mandato". Esta es una figura permitida por el Ministerio de Hacienda para afrontar situaciones como esta. Un préstamo de mandato tiene que ser devuelto, precisamente, antes de que expire el presente mandato municipal, en mayo de 2015.

CRUCE DE CRÍTICAS ENTRE PP E IU

Bellido defendió que esta situación está provocada por la "herencia recibida". En concreto, achacó este empeoramiento de las cuentas (aunque insistió en que han mejorado desde que el PP llegó al Ayuntamiento) a que se han tenido que provisionar las multas que no se han cobrado y que seguramente no se van a cobrar. Esas multas fueron puestas, sobre todo la mayor, la de Arenal 2000, en el mandato anterior. En concreto, se han provisional 46 millones de euros en multas de dudoso cobro. En 2010 se provisionaron 21 millones. Bellido defendió que si se hubiera seguido con ese criterio de tesorería la liquidación de este presupuesto habría sido ligeramente positiva y no habría problemas.

Por el contrario, el portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Tejada, insistió en que "tirando de hemeroteca" el PP ya había dicho a finales de 2012 que "el déficit estaba superado". Por eso, dijo que "este dato es decepcionante e indicativo de una gestión nefasta". Según Tejada, "esto ya no es herencia recibida". El portavoz de IU criticó que poco a poco van "menguando" los remanentes de tesorería. Es decir, que han pasado de 91 millones de euros en 2010 a 63 millones en 2012.

Por último, el equipo de gobierno concluye que "los indicadores muestran tendencias positivas de recuperación y sostenimiento en las arcas municipales, derivado fundamentalmente de una reducción del endeudamiento y de una mejora del ahorro neto". En endeudamiento, según unos indicadores que según IU ya no se contabilizan como antes, ha pasado de superar el 110% del total del presupuesto al 103,09%. El ahorro neto está en -7 millones de euros. Por otra parte, lo que sí es positivo es el resultado presupuestario ajustado, que se fija en 22 millones de euros.

Etiquetas
stats