La AUGC denuncia controles de alcoholemia en zonas de la Policía Local

Un guardia civil haciendo un control de alcoholemia a un conductor.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles afirma que algunos de estos operativos se instalan sin encender la señalización luminosa

Un comunicado de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) denuncia que "desde hace mucho tiempo, un elevado número de los controles preventivos de alcoholemia que realiza la Guardia Civil en la provincia de Córdoba se llevan a cabo en vías urbanas que son competencia exclusiva de la Policía Local". El colectivo afirma que este tipo de operativos se dan, por ejemplo, "en la avenida de Libia, a la altura del acceso a la avenida Carlos III, de la capital".

La AUGC afirma que estos controles van en contra de "lo ordenado por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de la existencia de sentencias judiciales al respecto". Alertan, asimismo, de que este tipo de circunstancias "puede dar lugar a la invalidez de las pruebas de alcoholemia realizadas, puesto que han de encontrarse dentro de los programas ordenados por la Dirección General de Tráfico en el ámbito de sus competencias".

Según la AUGC, "se están incumpliendo las normas de actuación dadas con el fin de evitar o reducir los riesgos en los controles de alcoholemia, tanto para los agentes como para los ciudadanos, porque en algunos controles nocturnos se apagan los dispositivos luminosos especiales de señalización de los vehículos oficiales, y además se suele hacer en zonas escasamente iluminadas, lo cual incrementa aún más los riesgos, pero lo más grave es que se hace deliberadamente con el fin de sorprender a los usuarios y para que no puedan detectar su presencia".

Esto da lugar, prosiguen, "a la paradoja de que la encargada de velar por la seguridad vial, Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, sea precisamente la que esté creando un grave riesgo para sus agentes y para los ciudadanos, los cuales se ven obligados a frenar bruscamente cuando se ven sorprendidos repentinamente, con el peligro que ese tipo de maniobras conllevan".

Y todo ello a pesar de que ya AUGC le comunicó hace nueve meses estas incorrectas actuaciones al Capitán Jefe del Subsector de Tráfico de Córdoba en presencia del Teniente Coronel Jefe de la Comandancia.

La AUGC reconoce que el Subsector de Tráfico de Córdoba cuenta actualmente con más y mejores medios para la detección de sustancias alcohólicas o drogas, como son los etilómetros evidenciales y drogotests portátiles que pueden ser transportados en las motocicletas.

Sin embargo, AUGC afirma que ha podido comprobar que "las policías locales de los grandes municipios de la provincia carecen de dichos dispositivos, por lo que requieren en numerosas ocasiones la colaboración de los guardias civiles de Tráfico, los cuales se ven obligados a dejar sus cometidos de vigilancia de la seguridad vial para atender dichos requerimientos".

Se reduce el número de alcoholemias positivas

En las carreteras de la provincia de Córdoba, señala la AUGC, el número de conductores que arrojaron un resultado positivo en las pruebas de detección alcohólicas se ha reducido en un 15,70% en 2014 respecto a 2013. De las 80.892 pruebas realizadas, 1.771 conductores presentaron una tasa superior a la permitida. También disminuyó el número de casos en que se detectaron tasas por encima de lo permitido en accidentes de circulación, pasando de 84 en 2013 a 68 en 2014.

Etiquetas
stats