La Audiencia se queda sin dos jueces más por la falta de Gobierno

Imagen de archivo de un juicio en la Audiencia de Córdoba.
La Memoria del TSJA demanda dos nuevos magistrados para las secciones Segunda y Tercera que alivien la enorme carga de asuntos penales que arrastran

La indefinición política y la falta de Gobierno en España ha provocado que un esperado refuerzo en la Audiencia de Córdoba se retrase. Se trata de dos nuevos magistrados que se sumen a los seis actuales que desempeñan su labor en las secciones Segunda y Tercera, dedicadas a temas penales. El presidente de la Audiencia, Francisco Sánchez Zamorano, ha recordado este miércoles que la anterior Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ya demandaba este refuerzo. Como de nuevo lo hace en la última Memoria, relativa a 2015. Sánchez Zamorano, que ha presentado el último informe este miércoles, achaca a razones de índole política la falta de respuesta.

En 2015, las dos secciones registraron 2.839 asuntos y resolvieron 2.832, lo que indica el altísimo nivel de resolución. "Pero estamos ante un número de asuntos muy superior al del resto de las provincias andaluzas", incide el presidente. La media de resolución de ambas secciones penales ha sido de 470 asuntos, cuando el módulo referencial del TSJA previsto es de entre 274 y 316 asuntos. "Por eso, ya en la memoría del año pasado se recogió la necesidad de incrementar la plantilla en dos magistrados más, uno para cada una de las secciones penales. Y no se ha podido llevar a efecto por la indefinición polítioca en la que nos encontramos por falta de Gobierno", zanja. De todas formas, a principios de año, se decidió que mientras se crean esas dos plazas se dote a cada una de las dos secciones con un magistrado en comisión de servicios porque la carga ya era insportable.

En cuanto a la Sección Primera, dedicada a asuntos civiles, había cinco magistrados trabajando en 2015, uno más que el año antes. "Pero existe una alta carga de trabajo porque a lo largo de 2015 apenas ha estado cubierta por los cinco magistrados teóricos que la componen", señala el presidente de la Audiencia. Esos cinco magistrados han soportado una carga de ingreso de 257 asuntos cada uno, cuando el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) indica que el módulo debe estar entre 182 y 218 asuntos.

La necesidad de reforzar las plantillas en Córdoba es una constante en la Memoria publicada por el TSJA. Especialmente en el caso de los funcionarios. "Es una tontería dotar de más jueces que dicten las sentencias si no van acompañados de más funcionarios que ayuden a ejecutarlas", ha puesto como ejemplo el presidente. Asimismo, Sánchez Zamorano aboga por una mayor flexibilización en las plantillas que les permitan reubicarse en los distintos juzgados en función de las necesidades de los mismos.

Una racionalización es también lo que avanza la Memoria con respecto a los juzgados de lo Penal de Córdoba. Ante la carga de trabajo, se quiere lograr ampliar a uno más el actual número. Sin necesidad de crear nuevas plazas de funcionarios y jueces, lo que se va a hacer es reciclar uno de los dos tribunales de Menores -que tienen una carga de trabajo bastante más liviana- en un juzgado de lo Penal.

Etiquetas
stats