Los afectados por el cierre de iDental comienzan a organizarse ante la nueva estafa 'low cost'

Asamblea de Facua con afectados por el fraude de iDental | ALEX GALLEGOS

En la web de iDental Córdoba, una animación con imágenes de corte infantil y lúdico va lanzando mensajes continuos sobre algunos de los derechos que en esta empresa entienden que tienen los dientes. Algunos de estos mensajes son: "Que la alegría de tus dientes no haga llorar a tu bolsillo", "Todos los dientes tienen derecho a crecer en armonía con sus vecinos" o "Porque todos los dientes tienen derechos a estar sanos y guapos".

De los derechos de los pacientes, sin embargo, no se habla en la web. No hay animaciones con caras sonrientes -ni tristes- con mensajes como "Me anularon cuatro citas seguidas" o "Me cobraron 400 euros por un curetaje que no se hizo". Estos mensajes de dónde salen es de la boca aún pendiente de operación de uno de los pacientes de iDental, José María, un vecino de La Carlota de 65 años.

Zaragozano de nacimiento, como delata su acento, aunque residente en La Carlota desde hace una década, José María acudió a recomendación de una amiga al centro de iDental en el Polígono de La Torrecilla a arreglarse la boca. Allí le pusieron precio a su intervención y el paciente buscó 3.000 euros de financiación para ello. Ha pasado más de un año y se ha quedado colgado sin que en la clínica low cost le hayan hecho otra cosa que una limpieza bucal "que vale 50 euros".

O eso es lo que le dijeron. Porque José María señala que los precios bajos, según le insistían, eran consecuencia de que "tenían ayudas europeas". Al igual que le recomendaron financiar la operación dental que habían de hacerle, a lo que él accedió. La previsión, asegura, es que le iban a operar en un año y que le iban a dejar la boca "como nueva". Nunca ocurrió.

A la limpieza dental le siguió una extracción de una muela. Y ahí se paró todo. "Luego empezaron a marearme con la fecha para los implantes dentales. Siempre que tocaba cita me llamaban unos días antes y me la cancelaban", recuerda. El tiempo corría y, para cuando se hartó, ya había pagado 800 euros del préstamo que pidió al banco con la ilusión de estrenar una dentadura nueva a los sesenta y pico años.

Cuando la impaciencia venció a la ilusión, y además vio que su caso no era el único, José María se plantó en la clínica de La Torrecilla y renunció a su compromiso y dijo que se "borraba". En iDental, según rememora, no le pusieron grandes trabas. "Me dijeron que me devolverían el dinero, pero no me dijeron cuándo". La cantidad adeudada era algo superior a los 2.200 euros, si le cobran el "curetaje que nunca me hicieron".

No obstante, él se conformaría con menos por olvidarse cuánto antes de esto. "Yo si me dan 2.000 euros no los meto a juicio. Si no, a degüello voy. A mí el estar en un juzgado es como si me ponen la alfombra roja. Y no me ponen la música porque no quiero, porque pruebas las tengo todas", afirma el afectado.

Su testimonio es solo uno entre tantos en la nueva estafa de las clínicas dentales low cost. José María lo dice claro: "Esto es un nuevo Vital Dent", aunque con otras particularidades. En este caso, lo que se denuncia en gran parte hasta el momento es la mala praxis profesional de los médicos y empleados de esta franquicia, que en Córdoba comenzó a operar hace solo dos años, según cuenta la web.

Facua cree que la Junta de Andalucía podría haber tenido noticias de irregularidades en iDental

En este tiempo, siempre según la web, iDental habría atendido a más de 4.600 pacientes de la capital y sus alrededores. De ellos, Facua Córdoba calcula que 2.000 podrían verse afectados por el cierre de la cadena, entre quiénes se han quedado colgados con el tratamiento o con la financiación. Este martes, se ha producido la primera asamblea de pacientes y afectados por esta nueva estafa y se ha constituido una plataforma de afectados.

El presidente de Facua Córdoba, Francisco Martínez Claus, ha estado explicándoles cómo tienen que operar en estos asuntos. Lo primero que les ha notificado es que ya se ha contactado con el Colegio de Odontología y con la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía. "Nos consta que desde Salud han realizando inspecciones en la clínica iDental durante algún tiempo, estamos pendientes de que se nos reciba para intentar coordinar actuaciones y para que nos informen de las inspecciones realizadas, porque sabemos que se habían detectado infracciones", ha dicho Martínez Claus.

En este sentido, ha añadido que, al ser la Junta competente en esta materia, podría llegar a ser "responsable de los daños producidos" si se demuestra que "ha permitido la continuidad de las clínicas", pese a ser "conocedores de las graves infracciones" que en ellas se estaba cometiendo. Entre éstas, se ha centrado en una posible carencia de los seguros de responsabilidad civil profesional que deben de tener los odontólogos que trabajan en las clínicas.

"Estamos teniendo problemas para conocer si existen o no, y nos tememos que, al menos los de las clínicas, no existan y la administración no haya velado por su existencia. Creemos que si existieran estos seguros y si se logran localizar podría ser una manera de cubrir los importes de las negligencias que se han cometido", ha detallado el presidente de Facua a los afectados, si bien ha lamentado que, por el momento, no han hallado "datos de seguros sobre las empresas pertenecientes a iDental" en los registros de centros sanitarios de Andalucía.

No obstante, según Facua, "el afectado tiene derecho a que se anule la financiación de sus tratamientos, si fueron contratados exclusivamente para ese fin, en el momento en que el servicio quede interrumpido, además de pedir la devolución del dinero". Para ello deberán justificar la reclamación ante la empresa o entidad financiera que aparezca en el contrato que firmó en su día por incumplimiento del mismo.

Quienes pagaron en efectivo su tratamiento, lo tendrán más difícil para recuperar el dinero

Junto con la reclamación, se recomienda que se solicite su historial clínico. "Si no se lo facilitaran, podrá interponer la oportuna denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos por entorpecimiento del ejercicio del derecho de acceso a sus datos", ha añadido Martínez Claus, que ha sugerido también pedir un informe a otros dentistas para determinar qué parte del tratamiento ha sido ejecutada y cuál no.

El principal escollo está, según la asociación de consumidores, en las personas que han pagado por adelantado y en efectivo los tratamientos, y cuya reclamación "únicamente se podrá dirigir contra la empresa". "La situación de la misma, es bastante desalentadora. Sabemos que ha presentado Concurso de acreedores en Madrid y se está a la espera de su calificación y de su publicación en BOE", ha reconocido Martínez Claus.

En este caso, ha explicado que los afectados que se encuentren en esta situación tendrían un crédito a su favor en el concurso por el importe del tratamiento no efectuado o la parte del mismo que correspondiera. "Lamentablemente, nos tememos que la empresa es insolvente", ha vuelto a insistir.

Las caras de estos últimos pacientes este martes en la reunión con Facua distaban mucho de las de las animaciones que todavía hoy se pueden ver en la web de iDental. Muchos saben que les queda un largo camino y que, de cualquier manera, tendrán que acudir a otros especialistas para arreglar sus problemas bucodentales en los próximos meses. Y si ya hay quien acude al dentista con reparos de manera habitual, acudir después de una estafa puede ser un trauma difícil de superar para algunos de los afectados. José María, por ejemplo, ya ha avisado a su nueva clínica: "Hasta que terminen el trabajo, no se cobra".

Etiquetas
stats