Absuelto por falta de pruebas un hombre acusado de haber robado dos ciclomotores

Fachada de la Ciudad de la Justicia.

El juez del Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba ha absuelto a un hombre acusado de haber robado dos ciclomotores, y que ha quedado en libertad después de que el tribunal haya considerado que “no ha quedado debidamente acreditado que el acusado haya participado en los hechos anteriores”.

En la sentencia, facilitada a este periódico, el acusado, defendido por la letrada María del Mar Jiménez, se enfrentaba a un delito continuado de robo con fuerza en las cosas, por el que el Ministerio Fiscal pedía la pena de dos años de prisión y una indemnización de cerca de 500 euros.

Todo por la perpetración de dos robos de ciclomotor cometidos en 2016. El primero de ellos tuvo lugar el 28 de septiembre de ese año, cuando alguien forzó el bloqueo de dirección y un candado de seguridad puesto en el disco del freno de ciclomotor Aprilia -tasado en 450 euros- en la calle Buenos Aires y se lo llevaron. Con posterioridad, el 1 de octubre de 2016, se sustrajo un segundo ciclomotor Piaggi -valorado en 540 euros- que estaba aparcado en los bajos de un edificio situado en la avenida de Cádiz.

Ese mismo día de madrugada, la Policía sorprendió al acusado y otras dos personas cerca de los dos mencionados ciclomotores en la Ronda Oeste, y éstos, al ver el indicativo policial, se marcharon corriendo del lugar, aunque fueron finalmente detenidos, y los ciclomotores recuperados -uno de ellos en perfectas condiciones y otro con daños tasados en 492 euros, reclamados en el procedimiento por su propietario.

Sin embargo, en el juicio no ha quedado probada la vinculación del acusado con el robo. Según estima el tribunal, “el acusado ha negado ser el autor de los robos, añadiendo que al ver a la policía se marchó corriendo porque los otros dos corrían”, y su versión ha sido avalada por el testimonio de su hermano, que ha manifestado que “el acusado no participó en el robo y que quien sustrajo la moto fue él y que ya fue condenado”. También ha pesado el hecho de que el agente de Policía Local que actuó dijo en el juicio que vio al acusado y a otros dos más marcharse corriendo pero que “no los vio montados en las motos”.

Por todo ello, el juez ha absuelto al acusado del delito.

Etiquetas
stats