Abre la primera panadería-crepería artesanal para celíacos e intolerantes a la lactosa

Inauguración de la panadería-crepería Sensibles | ÁLEX GALLEGOS

Intolerancia a la lactosa, a la fructosa, al sorbitol y sensible al gluten. Éste fue el diagnóstico que hace 12 años recibió Rocío, una peluquera de Ciudad Real que vive en Córdoba y que ha decidido poner en marcha Sensibles, la primera panadería-crepería artesanal para todas aquellas personas que sufran algún tipo de intolerancia y que quieran disfrutar de un buen dulce o pan casero.

Pero ella no es la única intolerante a algunas proteínas sino que, años más tarde, su hijo también fue diagnosticado. A partir de ese momento, Rocío empezó a acudir a cursos de alimentación especializada y energética para poder elaborar comidas aptas tanto para su hijo como para ella. Y lo ha conseguido.

Ubicada en la calle Ángel de Saavedra número 2, esta startup ofrecerá productos aptos para alérgicos al gluten e intolerantes a la fructosa, a la lactosa o a los frutos secos, pero también surtirá de alimentos para las personas vegetarianas y veganas. Según explica la propietaria, aunque existen productos que se ofertan sin gluten, “no hay ningún establecimiento cien por cien libre de esta proteína, por lo que podría producirse contaminación cruzada”.

Misma situación se repite con la lactosa, presente en muchos alimentos “y que es añadida a muchos productos a pesar de que no tienen por qué hacerlo”, asegura Rocío, que también aclara que los alérgicos a la proteína de la leche podrán consumir sus productos gracias al uso de leches vegetales.

Rocío es quien elaborará artesanalmente los 12 tipos de panes que ofertará, además de bollería dulce y salada, y crêpes. Éste último será “un producto exclusivo” en Córdoba y se realizará al momento de acuerdo a las intolerancias o alergias que el cliente comunique a Rocío. Incluso los alérgicos al huevo encontrarán en esta panadería-crepería un lugar donde consumir todo tipo de dulces ya que Rocío sustituye este producto por harina de garbanzo y de teff.

Por el momento, el horario de invierno de este establecimiento será de lunes a jueves de 09:00 a 14:30 y los viernes y los sábados, de 09:00 a 14:30 y de 17:00 a 19:30. “Al ser una panadería, desde muy temprano tengo que estar allí porque seré yo quien hornee el pan. Después, tengo un hijo y tengo que conciliar”, argumenta Rocío, que espera que su negocio pueda resolver algunas necesidades de la sociedad cordobesa. Y si no puedes acudir físicamente, también puedes realizar pedidos telefónicamente o a través de las plataformas Just Eat y Glovo.

Etiquetas
stats