Los 16 parques, avenidas y calles que Juan Carlos I tiene en Córdoba y provincia

El rey emérito Juan Carlos I.

En la provincia de Córdoba hay 16 parques, avenidas y calles a nombre de Juan Carlos I, el Rey Emérito de España, que se ha trasladado a vivir fuera del país tras las investigaciones de la Fiscalía suiza sobre un presunto cobro millonario de comisiones ilegales. Algunos partidos han empezado a cuestionar que su nombre rotule miles de calles en España. Y ya están preguntando, incluso, por los lugares donde se le rinde este homenaje.

Así, el Gobierno ha aportado

al portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, un listado de 15 hojas donde aparecen todas las calles y plazas del Estado con la denominación Juan Carlos I. En la provincia de Córdoba son 16 las que aparecen.

En Córdoba capital, por ejemplo, destaca el parque Juan Carlos I en el barrio de Ciudad Jardín, construido durante el mandato del popular Rafael Merino como alcalde, a finales de los años noventa, a las espaldas de lo que hoy es el Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Además, en la provincia hay dos avenidas con su nombre: en Bujalance y en Fernán Núñez. El resto son calles, que están en Benamejí, Espiel, Fuente Obejuna, El Guijo, Moriles, Peñarroya-Pueblonuevo, Posadas, Rute, Torrecampo, Villanueva del Duque, Villaviciosa de Córdoba y La Guijarrosa.

Según ha explicado Mulet, “con este listado, tenemos pues ya el instrumento para iniciar una campaña para exigir la retirada de estas denominaciones ante un nombre que avergüenza a cualquier demócrata. Este listado lo pedimos antes de convertirse el borbón en un posible prófugo de la justicia, cuando ya solicitamos al Gobierno que borrase todo rastro del ungido por el dictador como su heredero, después de las últimas complicaciones judiciales por sus negocios ilícitos.

En aquella primera acción obtuvimos la negativa del Gobierno de PSOE-UP de retirar el nombre de Juan Carlos a la base española de Antártida o del buque de la armada“.

Para el senador valencianista, “más allá de las convicciones republicanas o monárquicas, o de la suerte que le depare a Juan Carlos de Borbón en los tribunales, si sus actuaciones han sido delictivas o no, si han prescrito o no los posibles delitos, si le ampara o inmuniza o no que estos delitos se hayan cometido siendo monarca o si esa impunidad se perpetua siendo emérito, nos tocó asumir la hipoteca franquista del escogido por Franco como jefe del Estado para poder pasar página en falso, y cerrar la etapa dictatorial, asumir una monarquía de una familia siempre corrupta fue parte del precio a pagar a cambio de la democracia”.

Etiquetas
stats