¡Happy birthday Rouge Noir!

Feliz cumpleaños querido Rouge Noir de Chanel. Ya han pasado veinte años desde que te compré en un Corte Inglés de los grandes, grandes y te convertiste en la más valiosa adquisición del neceser. ¡Ay! Aquella laca de uñas transgresora rojo negro a la que sucumbí, como miles de personas en el mundo, nada más ver la manicura de Uma Thurman en Pulp Fiction, cuyas uñas lacadas en un tono sangre seca jamás visto, oscuras y fascinantes como el filo de la navaja, consagraron la nueva vamp.

Cuentan que a mediados de los 90 Karl Lagerfeld pidió a su director artístico de maquillaje que crease una laca oscura que se viera en las fotografías en blanco y negro. Como no tenía nada parecido maquilló las uñas de las modelos con un rojo cualquiera, tinta de rotulador negro y un top-coat transparente. Así nació el germen de la laca Rouge Noir, a la que Chanel puso el número 18. Un clásico rompedor que regresa a la palestra para la Navidad de 2015 con una colección propia y extendida de maquillaje. Tres tonos de uñas, con el magnetismo imbatible del original Rouge Noir, sombra de ojos, color de labios Rouge Noir, lápiz de ojos y, entre otros, brillos de labios y una lujosa paleta de sombras en tonos dorados y rojizos.

Me sigue gustando como el primer día: Rouge Noir resulta perfecto en manos pálidas, trigueñas o de piel oscura; es ideal para llevar en los dedos de los pies, y hace de comodín con el vestuario, pues sirve para fiesta, calle, vaqueros y distintos tonos de ropa, al ser un neutro elegante.

Me ocurre lo mismo que con Pulp Fiction y Uma Thurman encarnando a Mrs. Mia Wallace. El baile con Travolta, las manos como palomas fumando un cigarrillo, la sucesión de escenas absurdas y el cinismo gore, el shock estético de la sangre y el émbolo de la jeringuilla invadiendo nuestra retina desde la gran pantalla.

Efectivamente, salí del cine con los ojos como platos hipnotizada por la obra de Tarantino y desde entonces siempre tengo entre mis favoritos un botecito de Rouge Noir de Chanel.

Sin embargo, mi sueño es que mañana domingo cambiemos de color virando al violeta para construir cada día un mundo 100% libre de violencia y de violencias contra las mujeres. Son las manifestaciones y la movilización del 25N. Acudamos juntxs.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2015 - 11:47 h
stats