Con un beso

.

Besos, corazones, rojo y rosa, por doquier. Hace frío pero el corazón arde de amor. Es lo mejor de la vida. Y no porque se acerque San Valentín. El deseado o temido 14 de febrero ya empezó su cuenta atrás.

Un carrusel para indagar cuál será el deseo de la persona amada, querida, amiga, cómplice; un pretexto para pertrecharse de espumosos, vinos y frutas y bombones en la tienda gourmet; una brújula en busca en viajes, o un mapa de las entretelas del alma que se quiere, emergen palpitantes.

Las colecciones efímeras de las marcas de belleza son las primeras en recordar la cita. KIKO Cosmetics nunca falla y ha lanzado este 2018 su Lip me lots. Irrestible Kisses, compuesta por barras de labios, colorete e iluminador en forma de corazón, bálsamo labial, delineador negro de ojos provisto de sello para estampar corazoncitos, brocha kabuki acorazonada -cómo no- y un neceser ilustrado con marcas de labios.

Si se busca el toque célebre y empoderado, un regalo o auto-regalo perfecto es la nueva línea de labiales de Rihanna Mattemoiselle, de su marca FENTY. Tonos mate en colores clásicos o rompedores.

Para el cuidado labial de todo el mundo -chicos y chicas-, y porque la suavidad y el cuidado de la piel es el fundamento, los bálsamos son imprescindibles para besar y sonreír mucho. Suavina, Diptyque (http://www. diptyqueparis. eu/face-and-body-care/face-care/nourishing-lip-balm. html) o Kiehl´s son algunas de las opciones.

Otra para el 14F es KISS. Es decir, una invitación al concierto que la legendaria formación brindará en el Festival de la Guitarra de 2018. Los regalos de San Valentín saben mejor si sorprenden y es dulce y chispeante la espera; siempre anticipándose, nunca en diferido. Los besos ya; KISS en julio.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2018 - 08:50 h
stats