Tendencias estilosas 2016

Por mi parte, y para estar con estos trotes creativos temporada tras temporada… desgraciadamente estoy jubilado y no ejerzo ya como creativo de unos años a esta parte. Ello no quiere decir que, por principio, además de por defecto a inclinarme a conocer lo que se lleva y deja de ser actual, siempre estaré pendiente con lo último para vosotras y vosotros. Incluso para ver y sopesar si esas son mis ideas para el día de hoy. Así cotejo un poco mis bases y pensamientos profesionales. ¡¡Qué pena que no se vuelva a nacer!!

Con lo anterior, quiero decir que entiendo lo que puede ser más puntero y atrayente a llevar, incluso, de ser similar el estilo que ya tengáis de la temporada anterior, con lo cual, mirar por dónde, vosotras mismas os podéis dar un tijeretazo aquí y otro allá y… ¡¡anda!!, seguramente quedáis más modernas y vistosas que la vecina de enfrente o aquellas otras que os envidian a rabiar. No os preguntéis nada. Os lo digo yo: es por guapas y por el novio que tenéis.

Estos primeros son de mi inolvidable colega Luís Llongueras que, aunque se considera feo, tiene ideas geniales, a pesar de que él ya no creé tales sabrosidades, pero sí los equipos creativos que tiene, así de fenomenales.. En ellos veréis ciertos atrevimientos súper guay’s de manos expertas. ¿Os habéis fijado en los colores? Son muy pocos los peluqueros que, de unos años a esta parte, se van olvidando de las mechas recalcitrantemente blancas y propias de mujeres mayores. Ahora, los colores son atrevidos, jugosos de colorido, brillantes por estar bien tratados y con toques geométricos como yo los creaba en mis tiempos de fama y gloria, allá por 1.976. Todo vuelve, no hay duda, pero puesto al día.

De haceros alguna mechas sobre color, procurar sean muy destacables y nada ñoñas. Ver este ejemplo que sugiero para las rubias:

Y, no os perdáis el detalle, porque para ellos es de forma similar, tanto por sus geometrías a golpe de tijera, la herramienta de siempre, la verdad, para concretar la forma, y que ella lo tiene en sí misma: tiralíneas, escuadra, cartabón y afilados flancos para imprimirla en el cabello, como por sus tonalidades rabiosamente insolentes para los más jóvenes, sean dentro de tonos naturales o más claros, pero nunca iguales al color que tienen por naturaleza:

  Ahí los tenéis, hechos unos figurines. ¿Os atrevéis algunos? Bueno, vale.., vale… Al menos recomendárselos a vuestros hijos, a la vez que escojan a una guapa de las mostradas anteriormente, así presumiréis de nietos guapetones y con ligue asegurado. Algo queda en casa, aunque sea la "babita" que se nos cae al verlos mejorados a nosotros. ¡¡A que sí!!

Bueno, pues de tener un poco de jovialidad en el cuerpo y cierto atrevimiento en vuestra forma de expresaros capilarmente, a pesar de ser maduros, tenéis el natural a tope, aunque distinguido y atrayente a su edad y otro más joven, pero metidito en años:

¿Qué…? ¿Con cuál os identificáis más?. Pues ahí quedan. Escoger el que más o guste, Naturalmente, pensando siempre en los estilos intermedios. ¡¡Pero no antiguos y que os hagan mayores!!.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2016 - 05:26 h