Desafíos del Observatorio de Salud sexual y Reproductiva en Guatemala

.

Las elevadas tasas de mortalidad materna y la constatación que el 90% de las muertes son prevenibles en Guatemala remiten a una situación de amplia tolerancia hacia las vulneraciones de los derechos humanos de mujeres y niñas. En el marco de un sistema profundamente heteronormativo -en cuestiones de etnia, clase, género y prácticas sexuales- y también asimétrico, son las mujeres, pobres e indígenas quienes acumulan mayor exclusión.

Para mejorar esta situación nació en Guatemala, en marzo de 2008, el Observatorio de Salud sexual y Reproductiva (

OSAR). En palabras de Mirna Montenegro,  miembro de Instancia por la Salud y el Desarrollo de las Mujeres (ISDM), organización con la que Farmamundi trabaja en Guatemala, los OSAR "son mecanismos de rendición de cuentas y auditoria social, de base comunitaria que a través del empoderamiento, el uso de la información y el monitoreo del cumplimiento del marco legal, abren espacios de diálogo entre instituciones y sociedad civil (osares) y  logran cambios que mejoran la vida de las mujeres, adolescentes y niñas, mediante la prevención de la violencia sexual, la planificación familiar, los  servicios con pertinencia cultural y  casas maternas, entre otros".

Logros y desafíos de los osares

Logros y desafíos de los osares

 "En 10 años de trabajo el OSAR ha promovido la aprobación de tres leyes: la de maternidad saludable,  la de prevención y atención de la  violencia sexual y elevar la edad del matrimonio a los 18 años. Reconocido como un mecanismos de participación ciudadana, destaca la campaña de comunicación "Protégeme"  que ha alcanzado y sensibilizado a 27 millones de personas en redes sociales"  afirma Montenegro, que enumera los grandes desafíos a los que se enfrentan en la actualidad, como lograr la sostenibilidad de la red de osares. "También mejorar la sensibilización del personal de servicios de salud para la atención de la población indígena, principalmente de las mujeres, y trabajar para cambiar los patrones patriarcales que promueven la violencia hacia la mujer, los embarazos en adolescentes y la violencia sexual en niñas", concluye Montenegro.

Alianzas para reducir las desigualdades en el sistema de salud

Alianzas para reducir las desigualdades en el sistema de salud

El OSAR Guatemala surge como una alianza entre el Congreso de la República de Guatemala, la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la Facultad de Ciencias Médicas y de la Salud de la Universidad Mariano Gálvez, el Instituto Universitario de la Mujer de la USAC, la Instancia por la Salud y el Desarrollo de las Mujeres (ISDM), el Colegio de Médicos y Cirujanos, la Asociación Guatemalteca de Mujeres Médicas y la Asociación de Ginecología y Obstetricia de Guatemala. "Este foro permanente favorece la participación de las mujeres, la sociedad civil, diferentes profesionales e investigadoras/es, en la generación de información para reducir las desigualdades en el sistema de salud, principalmente en la salud reproductiva",  explica Giovanni Salazar, responsable de la sede de Farmamundi en Guatemala.

Entre otras iniciativas, Farmamundi desarrolla junto a ISDM un proyecto de "Fortalecimiento de la integralidad y la pertinencia cultural en la atención en salud sexual y reproductiva de las mujeres y adolescentes indígenas en municipios de la región Norte de Huehuetenango" gracias al apoyo del Ayuntamiento de Córdoba, y que beneficia a más de 4.000 mujeres en edad fértil y 310 varones jóvenes. El Observatorio de Salud Reproductiva (OSAR) de Huehuetenango apoya y participa en este proyecto, fundamentalmente en las acciones relacionadas con la asesoría en salud sexual y reproductiva (SSR), nutrición para población adolescente y en la campaña de información y promoción de los derechos sexuales y reproductivos.

Etiquetas
Publicado el
4 de abril de 2018 - 13:53 h
stats