Cuidado con los chiringuitos financieros

.

El verano es la estación del año proclive a la aparición de los chiringuitos de playa y a otro tipo de chiringuitos que pueden ocasionar la pérdida de nuestros ahorros. Son los llamados chiringuitos financieros.

¿Qué es un chiringuito financiero?

Un chiringuito financiero es una empresa o grupo de personas que realizan la actividad de prestar servicios de inversión sin tener autorización ni estar registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y que seguramente pretenderán engañarle.

Son entidades que prestan servicios de inversión de forma ilegal.

Pero no los confundamos con otras empresas como son las sociedades de valores, agencias de valores u otros intermediarios profesionales en el asesoramiento de los mercados de valores con autorización y registrados en la CNMV.

Lo primero que deberíamos comprobar es que la empresa esté autorizada por la CNMV y registrada, y que no tenga ninguna advertencia por el supervisor.

Si no es así, cuidado; su dinero corre peligro.

Un síntoma de que podemos estar ante un chiringuito financiero son las llamadas telefónicas de entidades de inversión que podemos recibir en las que nos exponen una excelente inversión o producto en el que invertir con premura. Tiene que ser ya contratado, sin tiempo para pensar en lo que nos están ofreciendo.

Desconfíe, no tome decisiones de inversión a tontas y a locas, y menos aún por una llamada de un desconocido que le está ofreciendo la inversión del siglo.

Solicitemos toda la información que creamos conveniente sobre la sociedad y productos que nos quieren vender, comprobar y verificar.

Las altas rentabilidades sin riesgo no existen. Si le prometen una alta rentabilidad sin riesgo, recuerde que no existe rentabilidad sin asumir riesgo de perder nuestro dinero.

Solicitar información por escrito sobre los productos o valores que le quieren vender, para posteriormente verificar que existen y cotizan en un mercado.

Es habitual que le expongan la oportunidad de captar nuevos clientes de su entorno a cambio de algo, un descuento o un dinero extra. Este sistema de captación puede ser lo que se denomina sistema piramidal, en donde perder nuestro dinero.

Si vamos haciendo aportaciones en diferentes momentos, si deseamos recuperar nuestro dinero o parte de él y nos posponen su rescate, desconfíe y no siga aportando.

Todos podemos caer en las redes de estos chiringuitos financieros.

Estamos en una coyuntura económica en la que es cada vez más complicado obtener "algo" de rentabilidad al ahorro. El plazo fijo y los seguros de vida ahorro han pasado a mejor vida.

Hoy en día es que cada vez es más difícil obtener algo de rendimiento a nuestro ahorro, terreno perfecto para caer en las redes de un chiringuito financiero.

Pero, insistamos, nunca olvidar que para conseguir altas rentabilidades siempre tendremos que asumir riesgo de perder nuestro dinero.

Etiquetas
Publicado el
4 de septiembre de 2019 - 10:55 h
stats