Comenzamos a invertir en Bolsa (II)

.

La Bolsa es una alternativa de inversión que se ha convertido en una profesión rentable para algunos pocos afortunados, pero que no nos hará "ricos" al resto de los mortales. En todo caso, nos hará ganar unos euros extras.

Pensemos que ya es un éxito conseguir un porcentaje de éxitos superior al de no éxitos en nuestra operatoria habitual en la Bolsa. Y para conseguir éxito, sigamos reflexionando sobre lo que debemos saber antes de empezar a invertir en la Bolsa.

"¿En Bolsa a largo plazo siempre se gana? No"

Seguro que hemos escuchado en alguna ocasión esta frase. Es el consuelo de aquel inversor que compró un valor pensando en ganar pronto y que se ha convertido en un inversor por obligación a largo plazo para no perder.

Cuando hemos realizado  una compra de acciones que empieza a tener pérdidas es muy socorrido pensar que ya subirá, y que incluso ganaremos con esa acción. No siempre es así. Cuando nos equivocamos en la compra de un determinado valor, lo más sensato es reconocerlo y asumir la menor pérdida posible.

Sin embargo, y a los acontecimientos recientes de algunas acciones os remitimos, caso del  Popular, hemos comprobado y verificado que no siempre se gana a largo plazo en la Bolsa.

Pero si miramos el histórico de algún que otro valor,  por ejemplo todo un clásico como Telefónica, descubriremos que hoy está muy lejos de su cotización de hace unos años, que cotizaba a 14 euros. La Bolsa no siempre sube a largo plazo.

"No invertir en aquello que no se entiende"

Antes de decidir qué acción comprar deberíamos conocer en qué estamos invirtiendo, a qué se dedica la empresa, cuáles son sus perspectivas de beneficios, endeudamiento, política de dividendos... Resumiendo, debemos saber dónde ponemos nuestro dinero.

¿Dejaríamos nuestro ahorro al primero que nos lo pide por la calle para montar un negocio sin saber si lo volveremos a ver?

No invirtamos en aquello que no conocemos. Si no entendemos ni conocemos cómo funciona la Bolsa, el mejor consejo para no perder dinero es no invertir.

Y lo mismo podemos aplicar a la hora de decidir qué valores comprar. No es lo mismo invertir en acciones de una entidad bancaria cotizada en el Ibex 35 que en una empresa biotecnológica que empieza a cotizar de nuevas  en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Etiquetas
Publicado el
15 de agosto de 2019 - 09:55 h
stats