Carta a los Reyes Magos de un ahorrador

.

Queridos Reyes Magos.

Os escribo esta carta para comunicaros que en el año 2018 he seguido intentando ser un buen ahorrador.

Ya a principios del año 2018, tras leer un artículo sobre la necesidad de ahorrar, empecé a confeccionar mi presupuesto personal. Aprendí a distinguir entre los diferentes tipos de ingresos y gastos de mis finanzas personales, descubrí que existían, en mi día a día, demasiados gastos innecesarios que no me permitían ahorrar. Pero fui bueno y aplicado, conseguí con éxito prescindir de dichos gastos superfluos.

Con el pequeño ahorro obtenido al disminuir mis gastos, me planteé planificar mi situación financiera. Todos me insistían en que contratara un Plan de Pensiones en mi banco, pero resistí y no caí en la tentación. Mi situación no era la más idónea ni fiscal ni financieramente para tener un plan de pensiones.

Sin embargo, sí destiné mi pequeño ahorro, mes a mes, a otro instrumento de ahorro más acorde a mis necesidades y circunstancias personales. Descubrí que sin riesgo no hay rentabilidad. Ante la insistencia de todos de que invirtiera mi ahorro en fondos de inversión, suscribí el fondo de inversión recomendado por mi banco.

He comprobado cómo he perdido más de un 15% en el año 2018. Ya lo intuía, no es para mí eso que llaman fondos de inversión, pierdo dinero y no sé por qué. Y como os decía al principio, he sido un ahorrador muy bueno, y es por lo que os pido un par de cosillas para el día 6 de enero.

Me gustaría, ante todo, que me traigáis un regalo vintage, como el que tenía mi padre hace unos años. Me refiero a eso que llamaban depósito a plazo fijo, donde dejaba mi padre su dinero durante un año y cobraba unos intereses del 5% TAE todos los meses. Sin riesgo de ver disminuir mi dinero ahorrado, sin complicaciones de tener que estar pendiente de lo que ocurre en los mercados bursátiles y esas cosas que no entiendo.

También me gustaría que no hubiese una subida muy drástica del Euribor, ya que me afectaría al pago de mi hipoteca a tipo variable, aunque he leído que con la nueva reforma de la Ley Hipotecaria la podré cambiar a tipo fijo, sí, a tipo fijo.

Bueno, y como ya se aproxima el día 6, voy a darme prisa en ir al buzón a enviar mi carta, que espero llegue a tiempo.

Os prometo que, en este nuevo año 2019, seré más aplicado y estudiaré más educación financiera…

Etiquetas
Publicado el
2 de enero de 2019 - 13:49 h
stats